sábado, 6 de noviembre de 2010

Me dejare reconquistar. El espejo del alma



Relato corto

Verano 2010

Ya    volvemos a lo cotidiano que no es poco. En algún momento pensé que podríamos arder, como quien salta una hoguera y se  prende fuego.
El sol se perdió por completo, como aquel que tiene dos caras, así ¡literalmente dicho! Aprovechó que los (52) focos de incendios que sucedían en el país vecino y atreved del humo le ayudaron a esconderse dos  horas antes de ocultarse, como cada día se oculta, para volver a aparecer radiante al día siguiente.
 Similar a una aurora boreal.
 El sol quemaba, mientras un viento silbante, entremezclado con frió,  pasaba acariciando los cuerpos, poco vestidos…para poder paliar los efectos fuertísimos de los más de 40gc.

 Este no ha sido para mí un buen verano.
Perdí toda motivación, no pude centrarme en mis cosas.
 La compañía de mi cámara  amiga  y compañera de viajes  no se centraba, no me ha ayudado nada.
 Intuyo que para mí lo mismo que al sol,  la vida se me esta oscureciendo por falta de motivación.
Pienso que las personas debemos tener siempre algo por qué  hacer  las cosas o  tomar las decisiones.
 Si esto termina, todo irá al carajo. Espero que todo sea un mal sueño.

Ahora  me  siento cada día algo mejor, espero volver a ser  como antes.
 Poderme inspirar para hacer mis cosas .Escribir, viajar,  fotografiar hasta lo menos fotografiable, etc.  

Me dejare reconquistar por los encantos de la vida y de toda su belleza.
Esto es lo único que  mi corazón puede dar de si  en coordinación con mi cerebro, en el caso de que me quede un trocito, en buen estado.
Hay un dicho que dice… el corazón alegre embellece el rostro.
Yo no puedo verlo, ¡se me ha roto el espejo del alma!  Proverbio partícula,  recién estrenado.

Hortensia