martes, 14 de septiembre de 2010

Loa a la Virgen del Casar de Portaje

A la Virgen del casar


Señora y amiga nuestra, Si un día  nos perdemos queremos que sea aquí donde tu bien cerca estas, donde tenemos agua y el cobijo que nos das.
Como en los sueños

Yo  soñé que me perdí, el miedo me perseguía, yo  invoque tu nombre  y me llevaste ante ti.

  también caminabas junto a mí, estaba oscuro, pero no tuvimos miedo, ¿Te acuerdas?
Si!
Una luz que nos guiaba  a su Ermita  nos llevo, la puerta estaba cerrada pero ella nos la abrió.
Dormimos junto el altar, con su manto nos cubrió, allí estuvimos  con ella hasta que amaneció.

Yo soñé… Que la mano tú me diste para subir a tu altar
Quise pedirte pendón,   y no me dejaste hablar
Con lágrimas en los ojos,  algo te quise contar
Y tu pronto lo encendiste,  y me dejaste soñar.
Y cuanta paz. Tú me diste… Virgencita del Casar.

No quiero contar mi sueño.
Ya que vergüenza me da,
De todo lo que pedimos y
Si puedes nos lo das
Gracias mil gracias te doy
Por tu amor y tu bondad.

í yo estuve allí

Soñé que era un pastor, que cuidaba su rebaño, con mi perro y mi bastón me pasaba todo el año,
Serranito  me llamaban  en la dehesa yo vivía
Yo no tenía miedo pues a ti cerca te tenía.
Tú eras mi amor, mi compañera, con humildad y cariño mi vida yo te ofrecía.
Cuando me toco la mili  ya que era obligación me llevaron para África  que tardamos un montón.

Ya pasado mucho tiempo a tejha volvería yo
Al regreso en aquel barco la tempestad no pillo,
Con solo invocar tu nombre la mar ya se sereno.
Me ayudaste madre nuestra por eso lo cuento yo, todos salimos ilesos de aquel barco que zarpo.

Cuando estamos en apuros, te llamamos siempre  a ti,
No te canses de nosotros que creemos tanto en ti.
Te acuerdas de aquella Barca, que por los años sesenta llenita de Portajeros, a causa de una tormenta, el rió quiso llevarse   para siempre y sin retorno, donde dios quisiera ir
Pero tú estabas allí.


Esta cuadrilla de amigos  te servimos con amor, llegados de muchos pueblos que el destino repartió
Desde que fuimos bien chicus, pal trabaju nos llevo.
Venimos desde Madrid. Cataluña.
País Vasco. Desde Castilla León.
También  castilla la mancha. Andalucía,
Y por todo  Extremadura nuestra tierra ¡como no!
Todo lo llenamos de lo mejor, Portajeros, Portajeras,  que nos fuimos un montón, con intenciones muy buenas, pues el trabajo era to.
Hoy nos juntamos aquí en un día de ilusión,
Pa- contarnos tantas cosas que la vida nos dejo…
Y decir que aquí dejamos un trozo de corazón.

Ahora para  despedirnos ¡asta luego!  ¡Que no  adiós!  Pues siempre estamos con tigo,
Nuestros campos, Nuestras fuentes,
Y nuestras puestas de sol.
Nuestras raíces profundas  no las dejamos (no)-(no)
Ya que  las llevaremos siempre muy dentro del corazón.
Hortensia



Poemas y poesías

1
Julio Romero
Julio Romero, quiso con su poder,
Pintar los vellos ojos de una mujer.
Aquellos ojos tristes le cautivo,
Y el lucero del alba se los llevo.


2
Brujo amor
No invoques al fantasma, que te ignoro.
Guarda bajo la almohada su brujo amor.

3
La sombra de la noche
La sombra de la noche guarda escondida,
Una lagrima tuya junto a otra mía.


4
A la luz de la luna
Si a la luz de la luna cortas la rosa,
Llorara tu jardín si se deshoja.

5
No mires a la luna

No mires a la luna cuando estés triste,
Si ante su inmensidad tú te perdiste.

6
No rías a la luna
No rías a la luna si estas alegre,
No dejes que se empañen tus ojos verdes.

7
Lunita de verano
Lunita de verano con viento seco,
Recuérdale a mi amor que aun le espero.


8
Alto copete
Hay lunita de agosto, alto copete, que guardas
En tu sombras lo que prometen.
Los secretos que guardas no tienen dueño
El fantasma en la noche se fue con ellos.
No preguntes a nadie quien los llevo,
Fue la luna de agosto que los guardo.

9
Terciopelo en la noche
Terciopelo en la noche tu piel morena,
No cuentes a la luna tus grandes penas
Pide a tu corazón que te las guarde
Y al final de tus días tú las recaudes.

10
Flor de la jara
Riveras de aguas dulces flor de la jara
Pregúntale al olvido cuanto se tarda.
En dibujar el rostro que no recuerdo,
De que color serian sus ojos negros.

11
Tus ojos claros
Al brillo del diamante yo te comparo,
En el ámbar yo veo tus ojos claros.

12
Sentimientos
Si publicas al mundo tus sentimientos
Guardaras el amor que llevas dentro.




13
Cardelina
Cardelina  que cantas sobre las ramas
Pregúntale a mi amor si aun me ama.


14
Ilusiones rotas
Ilusiones rotas, emociones contenidas
Amores que se pierden por las esquinas.
No guardes tus temores bajo la noche,
Da rienda a los fantasmas que los esconde.


En Portaje a 14-8-2009

Hortensia


Noche de Reyes
Que juguetes no quiero

Dedicatoria
Dedicada a los niños de Palestina…el día 6 de enero del 2009,
¡Fueron ellos los que en su día nos hicieron llorar por ellos…


Por el cielo los Reyes hoy han  venido
Y todas las estrellas los han seguido
No encuentran a los niños ¡están dormidos!

Que callen los morteros, que las bombas no estallen.
¿O! Dios esta dormido?
Que juguetes no quiero- quiero a los niños Madre.


Un suspiro

Entre abrojos y espinos
Dejo un suspiro, en la blanca mañana del invierno frió.
Si de rojo se tiñe el blanco del roció
Será que ya no vuelvo será que ya me he ido.


Como enterré tu amor

No pienses que me tienes por ti loquita.
El alma de las flores no se marchita

Ayer de mi jardín corte una flor
Y luego la enterré como enterré tu amor.


En busca de aquel amor

Si en el arroyo te miras cuando lloras por amor,
Piensa que por un momento el se lleva tu dolor.

No digas que son tus lágrimas las que brillan con el sol
Di que son perlas preciosas que una sirena perdió.
Sirenita-Sirenita-no le digas que soy yo
Cuando el arroyo me lleve en busca de aquel amor.

Hortensia Alcalá García
En Portaje a 14 de Enero del 2009


Regálale mi voz…

Veo el otoño triste… pasar de mi ventana.
Las nubes densas y misteriosas
Oscuras claras silenciosas.-
- Silencio roto por el viento,
Que las empuja lejos.
Con la intensidad del rayo,
Tu voz no la escucho, ¿acaso esta muerta?
Donde se abra ido la  habladora lengua  que un día me pedía
¿La limosna  secreta?
¡El embrujo de la noche te dejo sin ella!
¿Será el corazón quien manda?
Será la vida. ¿Será la noche? ¿Quizás el día?
No quiero que mi voz se vaya con la tuya
Me aferro a mi destino, para esperarte siempre
El cielo es infinito,  nos  abrirá sus puertas,
Mariposa  de ensueño, que brotas  de hojas muertas
Regálale mi voz, para que… la tenga.


La rosa más pequeña

Subiré montañas peligrosas
Trepare al infinito de rodillas.
Alcanzare la rosa mas pequeña, y la pondré en mis labios.
Será el viento quien la lleve hacia ti.
Para que puedas tener el beso que nunca te di…

Cosecha propia
Hortensia

Dos otoños caprichosos
 (felicitación)

Dos otoños caprichosos, al mundo les regalo una (Rosa) y una (Hortensia)
Que seriamos tú y yo. En Portaje nos dejaron… Nos cogieron con amor,
Nuestras familias humildes, con muchísimo fervor.
Hoy celebramos tu  día, mañana  ya seré yo.
-Pondremos trajes de gala por nuestra celebración.
Cuídate Rosa bonita, Un feliz día te deseo yo. Y que sigamos cumpliendo cada año así las dos.


Alondra mañanera

Alondra mañanera, hoy te as dormido.
No as cantado a la aurora y se ha helado el roció
En la  noche estrellada  su ausencia yo he vivido
Como en las largarlas noches del invierno frió.
Amor de más amores he  soñado con tigo
Son sueños muy lejanos, son sueños de un olvido.
No quiero recordarte, mi sueño esta dormido…
Que despierte la alondra, que se quite el roció,
Que llaman a mi puerta…y puede ser tu olvido.

En Oñate a 9-12-2008
Hortensia Alcalá García


Sueño de Primavera

Ya huele a primavera, y a lirios encendidos.

Arroyos de aguas claras, fugaces hacia el rió.

Allá en la vieja encina, la tórtola hace el nido.

Traerá de nuevo vida, traerá  su canto vivo.

Lagunas que a lo lejos recogen el surtido.

Que saciaran la sed, de tantos seres vivos.

A un lado las cigüeñas, al otro lado el mirlo.

Lechuzas que en la noche, vislumbran amoríos.

La bella  solitaria con ojos amarillos, que ríe a los cortejos

De búhos y mochuelos, que bajo las estrellas, le lanzan  un suspiro.

La alondra mañanera, de sueño distraído, da paso a un

Nuevo día, radiante con su trino.

Mientras la gata parda temprano habrá salido,

A saludar al gato que la observa escondido.

Relinchan los caballos, el perro algún ladrido.

El verde de los valles-me hace soñar con tigo.

…Y! mientras la vida pasa… los sueños se han fundido.


Hortensia Alcalá García


Un suspiro

Entre abrojos y espinos
Dejo un suspiro, en la blanca mañana del invierno frió.
Si de rojo se tiñe el blanco del roció
Será que ya no vuelvo será que ya me he ido.

Como  enterré tu amor

No pienses que me tienes por ti loquita.
El alma de las flores no se marchita
Ayer de mi jardín corte una flor
Y luego la enterré como enterré tu amor.


En busca de aquel amor

Si en el arroyo te miras cuando lloras por amor,
Piensa que por un momento el se lleva tu dolor.

No digas que son tus lágrimas las que brillan con el sol
Di que son perlas preciosas que una sirena perdió.
Sirenita-Sirenita-no le digas que soy yo
Cuando el arroyo me lleve en busca de aquel amor.

Hortensia Alcalá García
En Portaje a 14 de Enero del 2009

Regálale mi voz…

Veo el otoño triste… pasar de mi ventana.
Las nubes densas y misteriosas
Oscuras claras silenciosas.-
- Silencio roto por el viento,
Que las empuja lejos.
Con la intensidad del rayo,
Tu voz no la escucho, ¿acaso esta muerta?
Donde se abra ido la  habladora lengua  que un día me pedía
¿La limosna  secreta?
¡El embrujo de la noche te dejo sin ella!
¿Será el corazón quien manda?
Será la vida. ¿Será la noche? ¿Quizás el día?
No quiero que mi voz se vaya con la tuya
Me aferro a mi destino, para esperarte siempre
El cielo es infinito,  nos  abrirá sus puertas,
Mariposa  de ensueño, que brotas  de hojas muertas
Regálale mi voz, para que… la tenga.

Hortensia

La rosa más pequeña

Subiré montañas peligrosas
Trepare al infinito de rodillas.
Alcanzare la rosa mas pequeña, y la pondré en mis labios.
Será el viento quien la lleve hacia ti.
Para que puedas saborear el beso que nunca te di…

Hortensia




Alma de mujer

Es tan grande la hermosura,

Que revive la cordura,  en tu alma de mujer.

Si susurra en tus oídos, el dulce y fugaz sonido,

De el bolero de Rabel.


Hortensia