viernes, 28 de enero de 2011

NO PIENSES QUE TE CREI

Capitulo 4º

NO PIENSES QUE TE CREÍ

Sueño romántico:

Nuevamente desde Paris me llegan cosas. Internet esta en todas partes, Ya pueden decir lo que quieran sobre este medio de comunicación. Vanguardista y totalmente útil.
Como ya comente se aprende a ligar, no es que lo busque yo, (que Dios me libre) ¡es que me buscan! Fijaos que no digo mentira.

Mientras miro en Internet, la subida de la luz, me entra un mensaje. Es una vez mas un mensaje grande no puedo memorizarlo. Pero hermoso. Tan hermoso, que aun estoy como en Babia.

Salut Madame, ¿ Comment allez vous?
muy bien y usted!
Ah! Bien, muy bien!

Se escuchan sonidos en el PC. Pienso será el disco duro que esta sobrecargado! Ya cuando pasa un ratito me permite abrir el mensaje. Así de grande, ¡desde el principio bien directo!

¿Te acuerdas de mí? Me dice, plantándome ante mis ojos una pedazo escultura en piedra de Mármol blanco. De 4.1m. Año 1501 - 1504 obra maestra de Miguel Ángel. Época del Renacimiento. Representa el momento en que David se enfrenta a Goliat.

Al principio me quede sin respiración. Y más tarde sin aliento. Y no digo nada cuando este pedazo Mármol, Sobrepasando todos los limites de la perfección. Salta del pedestal, toma forma y vida… se acerca a mí humilde persona. Mirándome con sus ojos claros, bajo los rizos de sus cabellos, bordeando la cabeza, sobre un tronco atlético, musculoso, y fuerte. (Suelta el tirachinas) Me da la mano, y sin darme cuenta me subió al par de su cintura. Yo avergonzada. Me quede mirándole, tapándome los ojos, pero sin dejar de mirar por entre las rendijillas.
Me di cuenta de que el corazón no le latía. Solo le latía algo al par de donde estaba mi rodilla.

No te asustes. Quiero enseñarte algo, que te va a gustar. Mientras apoya su barbilla sobre mi cabeza, se dispone muy amablemente a ensañarme los Jardines.

Enmudezco totalmente y solo puedo…pensar levemente y decir unas sordas y frágiles palabras. Después de que el me susurrare al oído junto a la fuente de Neptuno.
¿Te gustan?
Si mucho?
¿Te gusto yo?
¡No se, si no puedo verte!

No me digas no…pues te vi. Como me mirabas, yo desde mi pedestal, lo veo y lo escucho todo.
En un momento con la otra mano levantó hacia arriba mi barbilla, y me dijo…
-¿Te gusto yo si o no?
-No se!!!
-No se no es nada, ¿lo intentamos?
(yo) ¿El que?
El-¿Que va a ser?

(Yo) ¡Dios mío que vergüenza me esta haciendo pasar! ¿Me puedes dejar en el suelo?
El no dice nada y me sigue mirando, me coge más fuerte. Mientras vemos los jardines de palacio.

Escúchame, si te encontré, no te dejare ir. Si me amas, dímelo ahora ¿Me amas?

El paseo esta llegando a su fin, ya frente a la escalinata de mármol blanco y frió.
Los latidos pierden la intensidad. Yo me siento mas pequeña, el se va elevando, a manera de nube blanca, ascendente.

¿Por que no dices nada?

El dice - Au revoir-no olvides que te amo-n´oublies pas je t´aime.

Ella-Te quiero-je t´aime

El- Adieu. Nunca te olvides de mi- Ne m´ oublie jamaís.

Ella-Siempre te amare-Je t´ aimerai.

Ella- No- no-no.


Según
Hortensia





-

2 comentarios:

Chelo dijo...

No, yo tampoco lo creí . Buen fin de semana

hortensia dijo...

Entre hombres y mujeres, siempre como el perro y el gato, eh?

Igualmente Chelo, pasar lo mejor posible, saludos