lunes, 29 de agosto de 2011

AL DIOS ESCONDIDO


Al Dios escondido

Oh Dios de la aridez y de la noche oscura.
Te adoro en la atonía de mi vida absurda
y contemplo tu sombra luminosa
más allá y mas acá de la ceguera
de mis  ojos enfermos.
Te quisiste esconder y te olvidaste
Divinamente de esconder tus huellas.
Y al fondo de la noche y detrás del silencio
Eres todo palabra
Eres todo mirada
Eres todo en la nada.
Te  adoro como eres, silencioso y oculto
Como el mismo misterio de la vida.
Sí, yo te adoro así, a Ti,
que me hablas desde el fondo
 de todo lo que calla.
No te vayas, mi Dios, de este silencio
En que vuelta hacia mí tu faz presiento
Y el suavísimo, puro, imperceptible
Aroma de tu aliento.

Javier Álvarez de Eulate
(Padre Franciscano)

domingo, 28 de agosto de 2011

ME DUELE EL ALMA

Me duele el alma
me duele el alma, la ansiedad me ahoga
el calor de mi ser me crucifica
del fondo de mi fondo se levanta
un rugido de huecas disonancias.
Me quema el pecho un ¡ay! De trueno ronco.
Es que me duele el alma…¡el alma y…todo!

¡Sal!, Rugido del alma en la tiniebla.
¡ Sal!, rugido angustioso en llamaradas.
Rompe tu ola gigante en la muralla
de corcho seco de las inconciencias.
Rompe el muro de corcho imperturbable
inunda los desiertos y ciudades
destapa a las conciencias su basura
yderriba los ídolos infames.

Caiga quien caiga no des paz a nadie.
Derroca tronos, torres, pedestales.
Que sólo quede lo que solo es grande.

Javier Álvarez de Eulate

miércoles, 17 de agosto de 2011

CANTARES DEL CORAZÓN:



Cantares del corazón
De aquel corazón que canta
Vivencias de un nuevo amor,
Un amor con esperanzas.

Amantes ciegos que no ven nada,
Dejan su huella sobre la cama.
Cubre mis ojos, duerme mi alma
Dulce alimento en mis entrañas.

Rosas gardenias en mi ventana,
Alegres días, noches de calma.
Dulces los besos, vida en mi alma
En tanto el tiempo volando pasa.

Abre las puertas, cierra ventanas
Que el viento lleve palabras vanas.
Otros amores, nuevas tonadas
En el recuerdo el amor canta.

Viejas quimeras con añoranzas.
Veneno quiero, mejor que nada.
Será tan dulce cada mañana,
Poquito a poco con sorbos de agua.

Entre sollozos la vida pasa,
Sorteando besos, ahogando lagrimas.
Algún recuerdo de viento en calma,
Bajo las noches mas estrelladas.

El infinito se desquebraja,
Dolor punzante ya envenenada.
Un velo negro cubre mi cara
Mientras alumbran cirios de plata.
Llanto en la noche, sosiego al alba
Recuerdos viejos, viejas tonadas.

Viento en la noche  de mar en calma.
Amores nuevos,  por la mañana.
Recuerdos  blancos…manos cruzadas.
Los corazones de dolor sangran.


Hortensia Alcalá García
16-8-2011