lunes, 31 de octubre de 2011

DON JUAN TENORIO:

Escena II

Doña Inés

Ya se fue.
No sé qué tengo, ¡ay de mí!,
Que en tumultuoso tropel
Mil encontradas ideas
Me combaten a la vez.
Otra noche complacida
Sus palabras escuché;
Y de esos cuadros tranquilos
Que sabe pintar también,
De esos placeres domésticos
La dichosa sencillez
Y la calma venturosa,
Me hicieron apetecer
La soledad de los claustros
Y su santa rigidez.
Y no sé por qué al decirme
Que podría acontecer
Que se acelerase el día
De mi profesión temblé;
Y sentí del corazón
Acelerarse el vaivén,
Y teñírseme el semblante
De amarilla palidez.
¡Ay de mí!...¡Pero mi dueña,
dónde estará!...Esa mujer
con sus pláticas al cabo
me entretiene alguna vez.
Y hoy la echo menos…acaso
Por que la voy a perder,
Que en profesando es preciso
Renunciar a cuanto amé.
Mas pasos siento en el claustro;
¡ho!, reconozco muy bien
sus pisadas…Ya están aquí.


BRÍGIDA

INÉS
Inés, alma de mi alma,
Perpetuo imán de mi vida,
Perla sin concha escondida
Entre las algas del mar;
Garza que nunca del nido
Tender osaste el vuelo,
El diáfano azul del cielo
Para aprender a cruzar:
Si es que a través de esos muros
El mundo apenada miras,
Y por el mundo suspiras
De libertad con afán,
Acuérdate que al pie mismo
De esos muros que te guardan,
Para salvarte te aguardan
Los brazos de tu don Juan.

Escena III
Don Juan. Avellaneda.
 JUAN

¡Cielos! ¡Su esencia se trueca,
el muro hasta penetrar,
cual mancha de agua que seca
el ardor canicular!
¿ No me dijo: (El mármol toca
de mi estatua)?  ¿Cómo, pues,
se desvanece una roca?
¡Imposible! Ilusión es.
Acaso su antiguo dueño
Mis cubas envenenó,
Y el licor tan vano en sueño
En mi mente levantó.
¡Mas si éstas que sombras creo
espíritus reales son,
que por celestial empleo
llaman a mi corazón!,
entonces, para que iguale
su penitencia don Juan
con sus delitos, ¿qué vale
el plazo ruin que le dan?
¡ Dios me da tan sólo un día!...
Si fuese  Dios en verdad,
A más distancia podría
Su aviso y mi eternidad.
(Piensa bien que al lado tuyo
me tendrás…), dijo de Inés
la sombra, y si bien arguyo,
pues no la veo, sueño es.


Doña Inés, Don Juan, Los Ángeles

Juan
¡Clemente Dios, gloria a ti!
Mañana a los Sevillanos
Aterrara el creer que a manos
De mis víctimas caí.
Mas es justo: que de aquí
Al universo notorio
Que, pues me abre el purgatorio
Un punto de penitencia,
Es el Dios de la clemencia
El Dios de Don Juan Tenorio.

Al morir, ambos. De sus bocas salen sus almas representadas en dos brillantes llamas, que se pierden en el espacio al son de la música.

Don Juan Tenorio
José Zorrilla

miércoles, 26 de octubre de 2011

El jardín proibído

El jardín prohibido

El universo se tambalea.
 Deteriorado  por falta de aguante.
 Vivimos subidos en un trapecio
 continuo  envejecido y averiado,
 el que no existe manera humana
 de poderlo reparar. Reímos por
no llorar.  Cantamos por no gritar.
Caminamos sin rumbo  fijo,
 buscando nuestro sitio en el paraíso.
 El único paraíso ya es el del amor.
Esta será la única bandera que se pueda alzar.
Sean felices…muy felices!  Prohibido  
Prohibir…
Besos
Hortensia Alcala García
26-10-2011

El jardín prohibído

sábado, 22 de octubre de 2011

Dime por que:

Dime por que:

Dime por que te fuiste
Por que no lo digite, ¿Por qué?
Por que me mentiste, por que?
Dime como viviré sin ti.

Por que esta el olvido
Para dar paso al recuerdo.
Por que la mentira es dulce
Y la verdad es triste.

Por que los recuerdos
llegan por la noche.
Dime, dime como se vive sin ti.
¿Puedes tu enséñame a vivir sin ti?

Enamorados del amor
y de la vida. Dame
Dulces y piadosas mentira
Para poder vivir sin ti.

Acaricia  mis ojos con tus
Besos y con dulce frenesí.
Susurrándome despacio
Como viviré sin ti.

Más allá de la luz.
Más allá del amor.
Más allá de la vida.
Mas allá…. estas tu.

Hortensia
22-10- 2011

jueves, 20 de octubre de 2011

(LA POESIA ES LA VIDA)

 Me encanta la  poesía, al igual que el amor, al igual que la amistad. Al igual que la vida…para mí la vida es Luz.  Mucha luz. Para  mi la vida es verde….mucho verde…también azul…infinito el azul…es lluvia la lluvia que suavemente nos acaricia y nos besa al pasar  por nuestros ojos, acariciando nuestros rostros, besando nuestros labios, antes de disiparse. Creando en el  suelo polvoriento su grumo,  secoMojado…esperando a desintegrarse  con el sol…con la luz. Mucha luz!
Así sintiendo la caricia del sol…con la suavidad del agua…. el esplendor de la luz. Todo un gusto y un placer. Por siempre la luz.
Besos.
Hortensia

viernes, 14 de octubre de 2011

(La malva del deseo)

La malva del deseo:

Hola!  pasaba por aquí… y te vi.
Fue el color de tu piel canela
El que  me hizo sentir y estremecer.
Prendándome de ti.

Como la malva, preñada  en flor
con todo su esplendor, así yo me sentí
en sueño embelesada  me quede
girando en torno a ti.

Magia y poder. Eran tus ojos en mí.
El rubor, en mi rostro yo sentí y
en malva rosado mi color,
calor me hizo sentir.

Como lanza ardiente de deseo,
Era tu cuerpo en mí.
En grandes llamaradas nos fundimos
Y un solo cuerpo fui.

El fuego, nos cegó,  como ave solitaria
que navega, sin rumbo me sentí.
Al brotar la malva en rosa, la miré y
en cenizas, rosa al viento me perdí.

Hortensia Alcalá                 14-10-2011

sábado, 8 de octubre de 2011

Aquella Orquidea


Aquella Orquídea:

Aquella orquídea me hablo de ti
Me dijo…eso que te de un beso
 junto al jardín.
Con embeleso mire al jardín.

 Aquella niña vestido blando
con lazo rojo de carmesí.
 Tomo mi mano que
Temblorosa yo la sentí.

Yo quiero eso quiero tu beso.
Quiero que siempre seas para mí.
Y te di el beso aquella tarde
en el jardín.
Fue largo el beso  que a aquella
Orquídea le prometí.

Pasado el tiempo vestido blanco
 con lazo rojo de carmesí.
Bese tu boca, tan dulce beso
 fue el que te di…
Orquídeas blancas, tiemblan
 tus manos cuando en la iglesia dijiste SI.
Hortensia
8 10 2011