viernes, 11 de mayo de 2012

DESPERTANDO: ANTE LAS ADBERSIDADES DE LA VIDA.



Vitoria Asesinatos del 3 de marzo del 1976


DESPERTANDO: ANTE LAS ADBERSIDADES DE LA VIDA.


Vitoria 3 de Marzo/1976. La policía asesina a cinco trabajadores… y deja heridos de gravedad, a los que ellos quisieran decir. Pues al pueblo! no dejaron ni comentar la verdad. Según el estado dictador, los asesinaron, e intentaron que murieran todos los que estaban dentro del templo. Casa de Dios. Abarrotado de fieles jóvenes trabajadores. Les Cerraron todas las salidas, TRAMPA MORTAL. Echaron gases lacrimógenos para que murieran solos ¡y sonriendo! ¿Quizás por Dios y por la patria”? ¿Donde estaría Dios en aquel momento? -Pero las ventanas tenían cristaleras rompibles había que salir de allí, como se pudiera. ¡Los “valientes” Camuflados dentro de sus vestiduras asesinas hicieron el trabajo encomendado! ¡No pudieron tirar al cielo! -Pero al cielo los mandaron.

Dispararon a todo el que saltaba por donde podían para salvar sus vidas. Allí en la casa de (Díos Bendito). En la casa de los pobres… Donde se reunieron para que alguien les escuchara.


Reunión trabajadores en la Iglesia de Sª Francisco de Asís.

Todos estuvimos allí. Todos estuvimos dentro. Todos fuimos asesinados aquel fatídico día, a mano de los defensores del orden”. (CRIMINES CALLADOS). -Silenciados para siempre nos dejaron. ¡Si! Silenciados y olvidados. Confundidos. Mentidos cambiados. Incomprendidos. Desconfiados. (Jodidos)- para siempre.

Todos nos llamamos aun.


Romualdo Trabajador 19 años.

Bienvenido Pereda, trabajador; 30 años.

José Castillo. Trabajador 32 años.


Pedro Mari Martin. Trabajador 27 años.


Francisco Aznar, trabajador, 17 años….17 años… 17 años. Solo 17 años.


-Dios… ¿donde te metiste ese día? -Trabajador…operario de panadería…trabajador…no estudiante…trabajador…seguro sin seguridad social. 17 años. Les robaron a sus padres.

Un rosal sin llegar a florecer.

-Un lirio en plena temporada.

-Un lirio con el color de la muerte.

Una blanca azucena con el color de la

¡inocencia…!

Un reate floreciente esperando,

La luz de la primavera, para dar color y,

Calor más tarde al verano.

Verano que paso de lejos, para ellos.

Y que aun no entro el sol, por ningún lado

Para los que sobrevivieron.

Y los que aun estamos.


Murió defendiendo la dignada del trabajador. La de su familia. La dignidad del emigrante, (mano barata). Que al llegar aquí buscando una vida mejor, trasladamos a toda la familia, sin tener aun un techo donde vivir. Que vivimos en chabolas donde tenían gallinas y conejos. No nos alquilaban viviendas dignas para personas. Vivimos entre bichos. Peor que estando en nuestras tierras. Pero nos dijeron que aquí teníamos trabajo, y vinimos a trabajar.

Vivimos como conejos… (A cagar al monte). Sin duchas sin agua ni luz. (Incomunicados) en viejos caseríos y chabolas, lejísimos. Lastima de no tener alguna foto de las chabolas. O Caseríos en ruinas, donde vivimos.

Lo único que queríamos seria trabajar, mucho toda la familia, para comprarnos una casa, que ya a los tres años de malvivir…al fin se construyeron.

Compartimos esas casas durante tiempo con más emigrantes llegados del pueblo. ¡Pobres ignorantes! fuimos…trampa mortal. Yo llegue a pasar una tuberculosis grave. Meses de tratamiento. Por los fríos y necesidades que sufrimos en los tres años de mal vivir. Algunos médicos se negaron a visitar a los enfermos, por no ir tan lejos y por malos caminos.

Se pedía lo justo, por entonces tendríamos que aportar el sueldo a casa todos los miembros para pagar la casa y mal comer. Teniendo en cuenta que en todas las familias fuimos varios miembros, aun y todo dormíamos varios en cada habitación para poder alquilar la que quedase libre, con derecho a cocina. Así poder obtener mas ingresos…y eso que no estudiamos, los hijos del obrero raso” (fue un gasto menos). En todo caso el chico si era varón estudiaría. etc.

Todos los jóvenes fuimos asesinados ese día 3 de Marzo. Tener que encontrar salida rompiendo las cristaleras. Saltar a la vez con otro compañero que quedo en el intento. La bala asesina….lo sorprendió, antes de saltar.

Cuento esto aquí ahora…por que creo que ya es tiempo de decirlo. Ya tragamos lágrimas suficientes en todos estos años, por no poder decir, como vivimos. Pero nadie nos regalo nada. Nos dieron trabajo por que fuimos mano de obra barata. Avalados por la certeza de la situación. Tantas miserias en todos lados.

Falta de preparación académica. Fuimos más nobles de lo que debimos ser. Más humildes de la cuenta. Nos creímos indignos de las necesidades más básicas. Dios. Fuimos tontos. Nunca dimos una queja, que les pudiera doler en donde nos dolían los desprecios, a los emigrantes.

pobres trabajadores. Clamamos a nuestras Vírgenes patronas del pueblo oriundo. Tampoco nos solucionarían mucho. Pues permitieron que ni siquiera pudiéramos dedicarles aquella misa una vez al año. Todo el emigrante. Limpios de exterior, limpios de corazón. Con tanta honestidad, como ganas de salir adelante. No pudimos con las críticas sobre aquellas misas. Dedicada la las Vírgenes de……. los…Como nos llamaban ellos…MAQUETOS. – Continuaré…el siguiente capitulo, será.


LOS NIÑOS POR SEPARADO:


Hortensia Alcalá