miércoles, 29 de agosto de 2012

GEMIDO DE MUERTE


GEMIDO DE MUERTE

Cuando el sol se aleja, y clarea el día.
El silencio se cambia por algarabía,
se duerme el gemido que la alcoba oía.
Despierta a la aurora, la palabra es fría.

Amor de verano tu voz no la escucho,
Como amarga hiel te sintió mi cuerpo,
gozos de amargura forzosos vivimos.
Sollozando y gimiendo alocada te busco.

Como hierro aldente, quemaste mi entraña
yo...con todas mis fuerzas te arranque de mi.
En aquel momento sangrante mi herida.
de angustia y delirios sola enloquecí.

Cuando el sol se aleja y clarea el día
mi mente recuerda todo lo que oí, de tu
boca siempre dulce melodía, tan bellas palabras
que yo te creí. Y herida de muerte de nuevo en la alcoba
al llegar el alba, me sentí morir.
Sí! Muero por ti.

Hortensia Alcalá García

30/8/2012/