sábado, 25 de febrero de 2012

COSAS QUE PASAN


HISTORIAS Y RELATOS 

COSAS QUE PASAN: 6º

Vuelvo a la vida real!  Sí,  ¡la de la crisis profunda!  La que ya no la puede parar  el que entra ni el que sale. Ni el que se asoma y se va  huyendo por lo que pueda pasar. Quien dice que no tengamos que volver   ha recoger bellotas para comer? lo malo es que antiguamente  les llevaban a la cárcel por este  echo. Que  de seguir así muchos lo harán  precisamente para  que les encierren  y así poder comer y dormir bajo un techo.

 De mientras   sucede todo esto  Los que no saben ver lo que tienen ante sus narices.  Se dedican a contar los seguidores de sus páginas web. Como si no estuviéramos ya bastantes para ese que hacer. Entre parados  y jubilados. Ellos que esperen los votos en las urnas…que eso se les da  de lujo. Así entre campaña y campaña.  Nos adormecen con sus vanos discursos de pacotilla. Llenos de insultos y porfías.

¿Que piensan? Que  los manifestantes de estos días salen para adornar las calles…pj. De Valencia?  ¿Quizás suponen que salen a las calles  por que están deseando que   les zurzan a patadas   o  guantazos?  y  les dejen por los suelos como a bichos.. Sangrando!  ¿Así quieren descolapsár  el flujo de personal en las Urgencias  de los hospitales?  Tendremos que cuidar  la seguridad social que va de capa caída…si  salimos a Lacalle  a  pedir nuestros derechos… ¿porqué  terminar en un hospital? Además  enviados por los que deberían protegernos.  Donde esta la democracia? ¿Donde  la dignidad? Donde la libertad?

Si no pudimos ser niños con derechos. Dejen  sus egoísmos a un lado y permitan que lo sean nuestros nietos. Estando bien formados.  Enriquézcanse con el dinero digno del trabajo y no se lo pongan difícil o imposible a los que en pocos años estarán en  el primer plano.  Que entren bien preparados… No permitan que les recuerden con rencor. Que pasados  sesenta años,  no escriban  sus historias  recordándoles “en negro”. Hace 65 años, pasamos hambre arrastrando aun, las consecuencias, de años   tras una guerra inútil. !Dejennos vivir en paz!
Hortensia

viernes, 24 de febrero de 2012

Pobre idiota 5


Mis Historias: Hortensia



POBRE IDOTA:


Valladolid: Tíos dormiré otro ratito,  esto es muy cansado. Así se hará  mas corto. ¡Que calor!

No puedo continuar el viaje. No me despedí de la gente, tengo que volver.  Pero no puedo andar, me pesan las piernas.

Diré a mis vecinos que allá yo seré alguien importante. Cuando vaya a trabajar y gane mucho dinero, me comprare ropas muchas ropas y, calzado. Comeré más para  crecer un poco. Viajare a PARIS. ¿Sera como en las películas de Andreu Hepburn? Allí  aprenderé costura como Coco chanel. Que la vi en una revista de AMA- y me gustan los trajes y las chaquetas. También los sombreros.

 ¡Y no estos que hacen en el pueblo que son una horterada!  Por eso yo le  ate una cinta de raso al mio, cinta ancha de raso blanco. Sí  para ir al  campo a recoger algodón.  También al tabaco. También a recoger aceitunas… ¿por qué no?



San Sebastián será bonito, en el mapa de la mesa camilla  se ve al lado del mar. Yo nunca vi el mar, pero dicen que es infinito. Pero infinito es mucho, eso no me lo creo yo.

Seguro que allí me encontrare un novio guapo. Porque   yo feo no quiero. Pues será alomejor  como el de las películas –Paul Newman. Y yo  seré como  Audrey Hepburn. Pues algo asi.  

 Allí, cuando gane mucho dinero tendré una  casa  propia. Será un 6º piso por lo menos. Todo acristalado y pintado de blanco, y vestido de blanco y negro, con detalles rojos, (así la gente dejara de vestir de negro que no favorece) y es muy triste el negro. Sí me gusta ese color para la decoración de mi casa…por que yo soy en blanco y negro. Desde esa altura podre tocar el cielo, ya que  nadie me ve.  Robare estrella, para juntarlas con el mar y asi poder ver sus secretos.

Navegare en los océanos, en la profundidad. Donde se esconde la belleza. Recorreré los tesoros más  valiosos. Todo lo guardaré en mi casa de cristal. Volaré volar, volar.








domingo, 19 de febrero de 2012

Fantasia nocturna




Fantasía nocturna fotos rotas:   El viaje al Norte.

Relato:    

Noche desvelada para Sofía. No concilio el sueño, todos duermen, escucho  la respiración  los murmullos, ronquidos  y algún sobresalto infantil de los  hermanos pequeños.  Tengo miedo, como en estas casas no hay puertas sino cortinas, veo la claridad. Intentare dormir mas tranquila con luz. 

El  sueño y  la   sed, también el  calor. Descalza y con poca ropa, siguiendo el camino de la chopera,  llego a la orilla del rio. En una mano la toalla y en la otra una pastilla de jabón de olor lux. La luna que me acompaño por el  camino, también continua con migo…me ayuda a verme  en el agua. Mi figura esbelta y juvenil  hace que me distraiga  viéndome desde distintos ángulos  y figuras.  Se rompe. Se une. Se rompe. Se une. Se rompe. Se une.  -Cuerpo pequeño, espigado, no tengo rostro. La quietud de la noche pausa las aguas  del rio.   Transformándolas  amanera de espejo. -Grandioso  espejo que   me  incita a mirarme. Aun no veo mi rostro. Se rompe. Se une. Se rompe. Se une. 

 Se oyen las lechuzas o mochuelos nocturnos.  No tengo miedo, no estoy sola. ¡Bajo hasta la orilla!  Mis pies descalzos,  se tocan con el agua. Rio abajo  camino a tiempos  o voy nadando.  Dejándome llevar  hasta el remanso.  Como el fantasma de un campo santo.  Volando vuelvo al arbolado.  Mientras que cielo y agua   se van juntando.  El viento de la noche, mis pies descalzos, las estrellas fugaces  me van guiando.   Por el camino a casa…. voy despertando.


En el autobús 

-Sofía,  despierta llegaras tarde.
  Madre me llama.   Estoy descalza mi calzado estará en el rio.
¿Que dices?
-Nada Madre nada. 

Me  tome el café con leche y  me lleve los churros para comerlos en el autobús.  Camino a Cañaveral  a coger el tren para ir al norte del país.    Maleta de cartón de color teja envejecida. Dentro tan solo un vestido, tres braguitas. Un sujetador  pues de la talla más pequeña, pero sin talla pues fue de lo primero que aprendimos a confeccionar las amigas, mientras los mayores dormían la siesta, nosotras nos hacíamos sujetadores. Entonces decíamos –sostenes.

  Yo  era muy delgadita.

 También llevaba una rebeca ya muy usada, en color gris con rayas rojas. También  unas sandalias. Un velo para ir a misa. Me aburro mucho en misa. El cura riñe y se enfada mucho y yo no se por qué dice que entre todos lo matamos.  Cierto que heridas tiene. Pero yo al menos no se quien se las hizo. Ni supe ni se. Ni creo que entenderé nunca quien, como, ni cuando. Pues en la foto grande que hay en casi todas las casas, colgada por encima de la cama de los padres…están cenando   doce o trece, todos pasándoselo mui bien. Bueno eso no  lo entiendo ¡ya lo dije!

También  llevo una cesta  que hizo mi padre con varas de mimbre, que por esta  tierra hay mucha.  Cuando me vio con ella mi tía me la quito y la tiro por la ventanilla del autobús. Gracias a que ella llevaba comida. Cierto que la cesta era fea, y mucho!  Pero la hizo  Padre, era   en la que yo solía  llevar al campo un huevo frito, pan y una naranja. Que nunca pude comer por que se llenaban de hormigas y, soy muy escrupulosa.

Por cierto, mi abuela me decía cuando niña, que por ser escrupulosa no me casaría nunca. Que en el matrimonio se hacen guarradas. Entonces no se decía hacer el amor.


En el tren 

Ya en el tren. Yo   quería ver todo y por cada sitio que pasábamos, en mi viejo cuaderno el que llevaba a la escuela  fui cogiendo apuntes de los pueblos ciudades y sitios…bien despierta para no perder un detalle. Le prometí a padre que les contaría todo de pe a pa.  También le dije que lo primero que compraría con el sueldo seria un jersey para el y, una rodilla nueva para poner el cántaro de agua en la cabeza cuando Madre vaya a la fuente  a por agua, ¡así no se le cae! 

La situación me superaría. Siempre pensé que jamás me marcharía del pueblo. (Decir que el verano de mi tierra no me gusta ya que hace mucho calor). Yo   quería verlo todo y contarlo. Padre pasamos Plasencia. - Padre cerca de  Béjar. -Ya pasado Salamanca  me da el sueño,  daré una cabezadita de mientras pasamos esta zona de castilla, que  me parece menos agraciada, pues todo esta muy seco y hasta tirita el sol.

 Los asientos del tren son de madera, los vagones van  repletos, pues muchos de los viajeros son soldados que vuelven al cuartel tras el permiso de fin de semana. Aun que es martes ellos comentan entre ellos que  les dejaron  dos días mas de permiso, por su buen comportamiento. -Asique  el miércoles…seguro que tendrían doble sesión de limpiar Armas y  botas. 

En  los tres primeros asientos junto a la puerta de entrada vamos mi tía, mi tío  y yo. Frente a nosotros viajan una pareja de novios y un hombre de más edad, que parece ser viaja solo.

Me  duermo. -que sueño me duermo.
¿Tía donde estamos ya? Me quede dormida.
Cerca de Valladolid, me responde. 

Que calor en este tren…casi todos duermen. Huele mal, como a plátano.  El señor del asiento de enfrente  sonríe de manera algo rara. Algo lleva escondido bajo el pantalón…lo toca  y se ríe. ¿Tía míre por que se ríe ese hombre si esta dormido? Tía mira y me lanza un…cállate Sofía. ...Y no mires.

 Que susto me dio, Yo no hice nada para semejante grito, que se despertaron hasta los soldados. Menos el hombre del pantalón de pana que sele movía algo por dentro. Pero tía bien que miraba con sus vivarachos ojillos azules, haciendo que se cubría los ojos con la mano…pero a mí no me volvió a dejar mirar. -Que asco. 

Volví a pensar en mi familia, creo ser egoísta, seguro que me marcho por no cuidar a mis hermanos. Claro que estoy cansada de no ir a la escuela. De limpiarles  los mocos y las cacas…que huelen a miel. Eso nos lo dicen las madres para que los limpiemos…Que huelen a miel. Después nos manda al arroyo o alas fuentes a lavar los pañales, como si los niños fueran nuestros. Jabonar, solear, jabonar, tender. No pienso casarme. Ni lavar pañales. Ni quitar los mocos. Ni tender la ropa. No guarrada. Seré intocable.

Sean felices. 

 Hortensia.








jueves, 16 de febrero de 2012

mis historias: El valor de la vida


Mis historias: 

El valor de la vida- 3º

Una vuelta mas en la cama, por que no puedo dormir. ¡Pero si solo es que me voy! - Sí… me voy lejos muy lejos. Ahora me levanto de la cama y  como por las noches tenemos luz eléctrica… que por el día el ayuntamiento la quita ya que no se paga. Pues  nos arreglamos con la natural.

 Buscare en la enciclopedia de mi hermano menor.  -No es el Catón moderno, ni el nuevo catón.

“La niña buena, aprende catón,

Y escribe los palotes sin ningún borrón.

La niña buena aprende a sumar,

Y sigue los consejos de papa y mama.”

  Es una enciclopedia  que  tiene  mapas. Buscare  en el mapa de España en Geografía. Para saber  con que me encontrare al llegar. Pues… como el clima!  el paisaje. Y si la gente va vestida como aparecen en el mapa  del hule de la mesa camilla. Si van  con faldas rojas y pañuelo  de cuadros. Aquí  las Abuelas y algunas madres llevan pañuelo negro en la cabeza. No es como el de ir al trabajo  que se pone bajo el sombrero de paja que  es blanco con motitas o florecitas negras.

¡Vaya! Ahora con los nervios del viaje me entraron ganas de ir al campo, pues como  aquí se vive sin aseos, tenemos que ir a los vertederos a mear…y  demás  y, están en el campo. Pues me aguantare,  que a estas horas  da miedo.

Ayer, llene las tinajas de agua dela fuente. Y de paso me lave las ropas que llevare al País vasco, dicen que allí no hace calor, entonces como solo tengo dos vestidos, uno  para domingos y, otro para diario, que  será  el que lleve puesto en el camino.

      Pues al volver de la fuente, me lleve disgusto, como el cántaro lleno de agua se lleva en la cabeza, la calderina (que así se dice en mi pueblo) pues se habla  en CASTUO,  por que es Extremadura. Bien! Como decía la calderina en una mano y un balde con la ropa lavada en la otra mano.  El camino es arenoso con muchos gorrones gruesos  ya que la  piedra autóctona es de granito. Y pizarra.  Me tropecé y me cay, se rompe el cántaro, me sangran las rodillas, la ropa se mancha…llego a casa, escucho la gran bronca con el comentario…. ¡en que estarías tu pensando!  Bueno pues el castigo… poca cosa, una noche sin cenar… ¡que mas da!- Pero me duele la rodilla.

No me despedí de las amigas, ni de los amigos. Ni de las vecinas.  Ni delos vecinos. Ya no traeré agua ni lavare en el arroyo.

Arroyo: Regato de aguas de lluvia que hoza, surcando  moles de pizarra, granito y terraplenes. En  algunos tramos dichas aguas, remansadas. (Es en esos remansos donde pondríamos  el lavadero  para lavar la ropa). Matorrales y retamas.  Al igual que juncales. Cercanos a salvajes rosales de pitiminí. En diferentes colores.  Que como cada año.  Tocaran a las puertas de la  primavera. El paisaje  que deja ver este tumulto de la naturaleza, nos proporciona el deleite de una gran variedad de flores. Como magarzas, margaritas, lirios y  campánulas de diferentes colores. Al igual que  especies de  hiervas aromáticas como el Tomillo, Romero  Lavanda, Cantueso y Espliego.  Todo al amparo de las jaras y viejas encinas. Árbol Vello. Ideal para cubrirse del fuerte sol en verano. Extremadura. Clima de calor extremo. Al igual que el frio en invierno.

Hortensia Alcalá García






lunes, 13 de febrero de 2012

El valor de la vida 2

Caminos




Pues fue en esos días de principios de agosto cuando cabalgamos unas leguas en caballos, por ser el único medio que teníamos para no caminar a pie, por veredas de cabras, llenos de abrojos que se clavaban en los pies traspasando las alpargatas de suela de esparto, ya que era el calzado mas barato que podíamos adquirir.

Caminos polvorientos, secos, silenciosos. Donde solo se podía oír el repetitivo canturreo de algún. (Picacardino) o peti rojo. De cuando en cuando silenciados por el tropel de algún caballo. O La llegada sorprendente de algún toro que se separo de la manada y, que nos hará correr para guardarnos el pellejo.

En ocasiones quien romperá el silencio será el perro galgo que percibe la proximidad de una liebre o un conejo…y le falta tiempo para correr tras ellos y, tras un fuerte y

divertido jugueteo, el galgo gana la carrera y… ya desde ese momento en algún hogar, podrán comer carne con el arroz o las patatas, que alegraran la mesa de toda la familia.



Pues volviendo al principio decir que tras el funeral… todos en luto riguroso, de negro y con velo en la cabeza. Lloros, saludos, comentarios… casi recitales. Pocas cosas me dieron tanto miedo o pánico! Como un funeral. Que cosas se decían! Será esa la gloria? Que cuando nos morimos…es cuando los demás nos saben ver mejor el lado bueno? ¿Por eso se descansara en paz? En fin si el que se va no lo dice…nunca lo sabremos.



Pues fue entonces cuando mis tíos me dijeron. ¡Tu niña (prepárati el petati)…¡que así se habla en mi pueblo! Y te vienes con nosotros al norte, que allá no tendrás que ir al campo a trabajar, sino a una fabrica que no hace ni frió ni calor. Lo que cobres se lo mandas aquí a tu familia para que salgan de las miserias. ¡Pues que poco me gusto que me dijera aquello mi tía! Mi tía no debió decirme aquellas palabras…me parecieron mas duras que el trabajo del campo. Mi familia era mi familia, y las miserias serian miserias. Yo no me sentía tan pobre, Al menos después de llegar a casa del trabajo del campo, nos arreglábamos un poco y salíamos a reunirnos con la partía,amigos y amigas. Nos sentábamos en la puerta de la iglesia o la (peña el monchu) para contarnos cosas. Y como aun éramos niño/as, pues al rato ya nos poníamos a jugar como si no hubiéramos trabajado.

Entonces se bailaba mucho nos gustaba bailar. Los jueves y domingo bailábamos en las salas de baile. Con acordeón y batería…hombre no seria Ringo Starr. Pero así nos valía para bailar.

Nos poníamos novios, pues seria el que mas nos sacase a bailar, o anduviese siempre más cercano a nosotras. Fue bonito y ¡mucho además! -Yo era muy romántica. Aun lo soy…me caigo de romántica.



Me gustaba coser: en la plaza había una sastrería, entonces la ropa confeccionada no existía lo cual las modistas o sastres tenían trabajo y lo que querían era ayuda. Pues cuando me aburría un poco por que discutían las amigas y amigos, me iba a coser. Me gustaba. ¡Me gustaba! Me gustaba. Después al ir a casa, en una pizarra de las de pizarin, dibujaba vestidos….muchos vestidos, pero no eran normales, yo dibujaba vestidos de SiSi... de SiSi. Emperatriz. Soñaba que con aquel vestido cuando fuera mayor, se fijaría en mí pues…Vicente Parra, Jorge Mistral. Pero mejor aun Paúl Newman. Y Marlon Brando. Todo podría ser ¿y por que no? Mi cabeza pensaba bien, no estaban derretidos mis sesos que para eso me ponía aquel pañuelo y el sombrero al ir al campo. También para que no diera el sol en la cara que quedaba feo la cara en dos colores. Entonces no se estilaba el color moreno. Por eso yo era fea, por que era morena y flaquita. Las flaquitas no gustaban a los mozos, ellos querían mejor que fuesen algo gorditas. Yo fui bastante invisible.



viernes, 10 de febrero de 2012

Es triste enterrar a un ser querido

Es muy triste enterrar a un ser querido, a esta hora muy lejos de aquí donde vivo, desde mas de 50 años. Recibo malas noticias. Ya comenzamos a danzar tocando las castañuelas. Así dicho, bien o mal, pero así decíamos en el pueblo cuando alguien estaba mal de salud. Pues ahora ya comienza esa danza. Ya se van yendo los de mi edad. Y que triste es vivir tan lejos, no poder decir adiós al que se va. También Agustín se fue…también se fue. Me deja el recuerdo, de aquella guitarra REDONDA QUE ASI LE DECIA YO! cuantos años. Yo aquí llorando por los dos. Y por mí. Por que estoy aquí. Entre lágrimas tener que escribirlo aquí. Sola pensando como se puede admitir con agrado la marcha para siempre de un ser querido como en este caso, una buena amiga además de familia. Y compartir nombre y algún apellido.


Yo no debo de creer mucho.

La vida es toda entera un valle de lagrimas. Los ratos buenos, se descompensan con los ratos malos.

Es increíble la capacidad de aguante que guardamos las personas.



Dejo mí mas sentido pésame….como siempre a mi manera. Así se lo escribí para cuando llegue al cielo como tendrá mucho tiempo” pueda leerlo. Y comprenderlo.

Por que ella ira al cielo. Porque siempre y para todos tenia una sonrisa. Porque regalaba cariño. Porque todo el mundo era buen.



Algo se muere en el ama cuando un amigo se va:



Esto cantábamos en vacaciones, hace años la última noche que pasábamos la cuadrilla juntos. Esto nos cantábamos de despedida.





Mi más sentido pésame, para Mente y los hijos.

Mi más sentido pésame, a mis primas y familiares.

Mi más sentido pésame, Para todas las amigas y amigos, por ambas partes.

Mi Adiós Hortensia para ti…que aun no te has marchado…pero que ya no podré saludarte y ver tu tierna sonrisa, sentir el abrazo amigo y familiar que nos une aun….nos une. Siempre estarás en los corazones…en los de los que te queremos. Por siempre: Descansa en paz. Amiga….y familia.



Hortensia

miércoles, 8 de febrero de 2012

El valor de la vida

El valor de la vida:


Año LXII del s. XX

El Tabaco:

La noticia de un entierro familiar rompió la monotonía de una mañana que todo hacia prever que seria dura de calor. Trabajo junto a más familiares en las plantaciones de Algodón y de Tabaco. Subida en el surco para poder acceder a la copa de la planta que me superaba en altura y, debía de cortar la ultima cogolla… para que no crezca mas y así la hoja se hace mas extensa y fuerte, (mas bonita) aunque bonita ya lo es un rato largo. Parecida al FICUS, solo que la del tabaco es áspera y dura. Y la del FICUS es gorda pero suave.
La del tabaco es fuerte. Tanto como el fuerte olor a alquitrán, que después de colgado y seco ya seria casi insoportable entrar al secadero. ¡Nombre del sitio especial en el cual se cuelga el manillar de las plantas, para secarlo! Pues ahora mismito mientras lo escribo, me doy cuenta que si los muy fumadores de tabaco, hubiesen trabajado allí...no lo abrían probado en su vida.

El Algodón:

No así puedo decir lo mismo de la plantación del algodón y, más tarde la recolección. Esto si que me gustaba…no olía a nada, solo que el trabajo era durísimo y la recogida la peor. Mañanas con roció o heladas, frió y calor… como dije por el tabaco subirme en el surco, pues en el “entresaque” de la planta del algodón tenia que agacharme al par del suelo. Así durante largas jornadas de trabajo.
La mata al crecer y cuando es el momento de la recogida es más baja que la del tabaco y más frondosa. La vega se ve desde lejos, como si el campo estuviese nevado. Con un blanco entremezclado de color verde pardo y, tonos dorados (Oro viejo). Mis deditos al igual que mi voz tiritaban de frió por las mañanas esperando que calentara el sol. Aquel sol que más tarde nos achicharraba el cerebro traspasando el pañuelo y el sombrero de paja que llevábamos para cubrirnos la cabeza y la cara. Sombrero que ya desde niñas nos hacían las madres o abuelas, para cuando fuéramos a trabajar. ¡Toma este sombrero, te lo hice con paja de centeno, es la paja mas dorada y bonita para hacer un bonito sombreo. -Tienes que ponerlo para trabajar…por que el sol en la cabeza dicen que derrite los sesos. -Bueno siendo por eso yo me lo pongo pero nada mas volver a casa me lavo el pelo, que yo no quiero estar con el pelo aplastado. –Madre me dice que ni pensar que si estamos con la regla no nos podemos lavar el pelo ni los pies y, mucho menos bañarnos. Que desazón y miedo nunca comprendí que tendría que ver una cosa con la otra, pero si madre lo dice!

domingo, 5 de febrero de 2012

Resumen Historia de s Valentin.

Bien sea por los pájaros, que por estas fechas eligen sus parejas y se aparea, así hasta terminar su tarea, ritual o historia de amor.
Bien sea por que en la antigua Roma tras el paganismo, esta fecha se festejaba como la del Dios del amor, de nombre Eros o Cupido. En esta celebración se hacían regalos y ofrendas al Dios para conseguir el enamorado ideal.
Roma siglo III, época en la que el cristianismo era perseguido y prohibido el matrimonio. Este sacerdote de nombre Valentín, arriesgo su vida casando a las parejas por el ritual cristiano debido a su creencia en el amor.
Valentín fue martirizado y ejecutado un 14 de febrero.

Feliz día de s. Valentin

http://www.youtube.com/watch?v=3_WWosofvNo

viernes, 3 de febrero de 2012

Dime por que:

http://www.youtube.com/watch?v=6Ad0KaiF88w

CERRADAS LAS PUERTAS DEL AMOR

(Cerradas las puertas del amor)

Hoy mi corazón tirita de nostalgia ¡vida!

Tu ausencia se pronuncia en horas. ¡Amor!

La noche se hace eterna sin tus besos. ¡Cielo!

Mi cuerpo se encoge cerrando mi corazón, ¡triste agonía!

La lluvia que no cesa, se lleva mi luz. ¡Desconsuelo!

Fulminante derrota para mi ilusión ¡corazón!

Las rosas se ahogaron en silencio. ¡Triste final!

El llanto cerro el paso de su olor. ¡Que dolor!

Vidas opuestas, largas distancias. ¡Que amargura!

Sol transparente, que se perdió. ¡No me olvides!

Mi voz se rompe de tanto llanto. ¡Que desencanto!

Triste final presiento yo. ¡El desamor!

Cortina en llamas quema mi alma. ¡Sin salvación!

Entrar al cielo, la puerta grande…no tengo llaves.

- ¡Se me perdió! Desilusión!!

Hortensia Alcalá García

29/4/2012