martes, 11 de junio de 2013

Muriendo de amor


Muriendo de amor


Al compás de nuestros corazones,

déjame respirar de tu aliento dulce

que enloquece nuestro ser...nuestros sentidos

gozantes y arrulladores del amor.


Beber de nuestros labios el elixir

amoroso que emana del caudal mas

profundo de nuestras fuentes. Endulzando

los ríos que riegan estas alocadas   mentes.


Como caballos desbocados al galope

perdido, sofocados por la flama del

fuego que abrasa nuestros cuerpos.

Al unirse, extasiados por el amor.


Tensemos las cuerdas del sonido

silencioso al movimiento placentero

de los cuerpos, húmedos y a la vez

ardientes, impidiendo nuestra respiración, que

al no poder saciar la sed amorosa y asfixiante

nos dejara morir.

Hortensia Alcalá García


11/6/2013