viernes, 29 de noviembre de 2013

Amor sublime.


Amor sublime


Hoy quiero romper en pedazos la melancolía

que en medio de la noche me produce tu amor.

Desafió al tiempo que nos unió para desunirnos .

Un amor sublime que alto me elevo.


En esta ultima noche turbulenta, desapacible y

fría. Camino a buscar el sendero que perdí

al unirme a ti. Sera cuando la luz tenue nos

acerque los camino del adiós.


Campanas de duelo al amanecer, retumban en

mi sien, como martillazos los sentía yo.

Torpeza la mía cuando te creí, cuando me decías

palabras de amor. El camino es largo en la soledad.


Corrientes de angustias sobre la razón. Caballos

que salen de la oscuridad, atrapando lazos

destruyendo amor. Es la noche eterna la que

vivo hoy, sin saber decirte la palabra Adiós.

Quisiera que un sueño sea este penal,

que la luz del día le vuelva a razón.

La melancolía sea un despertar, por los

sueños vivos con sueños de amor.

Que nos encontremos en la eternidad,

sin habernos dicho la palabra Adiós.

Hortensia Alcalá García

26/2/2013



2 comentarios:

LUMI BRAVO HERRANZ dijo...

Todas las despedidas son tristes y el adiós a un amor que se presumía noble duele aún más. Tu poema derrocha lágrimas en forma de versos, la protagonista sufre la angustia de saberse no correspondida. Un abrazo.

hortensia dijo...

Verdaderamente querida amiga, pasamos buena parte de nuestras vidas, sufriendo... claro esta; después de haber amado!!
Gracias por tu gentil visita.
Un abrazo.