viernes, 31 de mayo de 2013

DESTACADOS-UHE-(LA COSECHA DEL AMOR)

Destacados por, (LA COSECHA DEL AMOR)

 
 
LA COSECHA DEL AMOR: (Narración poética 1º)


Que puedo ya decir que no haya dicho. Que puedo hacer ya que no haya hecho. Si aventurada salgo a los caminos. Buscando mi razón y no la encuentro.

Busco mi razón de ser, mi razón de vivir.-Busco al amado de mi alma. Me desvelo en medio de la noche solitaria, sintiendo el frió de la soledad. En mi corazón llevo sellado tu rostro oculto, que no me deja ver la claridad. Será que este amor es tan fuerte como la propia muerte.

Dentro del sepulcro celosa de su oscuridad te busco- busco tu alma. Implacable en la noche eterna. Los celos abrasan tu espíritu y te busco perdida en llamaradas. No hay agua que pueda saciar mi sed y apagar el fuego que arde en mis entrañas.

Consulte a mi destino, -¡respondió que por mi sufriendo estaba! Cirios encendidos que ni las muchas aguas pueden extinguir, en el sentir de una mujer enamorada. Bebería el agua de esos ríos si el poder de este fuego se acabara.

Te llamo, me respondes: Me respondes. Oigo tu voz, puedo ver tu rostro acalorado, siento tu mano en mi cintura. Tu olor con perfume enamorado.

Tus caricias en mi rostro sonrosado me hacen estremecer siempre a tu lado. Ya no hay muros que separen este amor que con tanto sufrimiento hemos forjado.

Caminamos de la mano, sembramos la cosecha en primavera. La recogeremos en verano. Beberemos el zumo exquisito de la vid. Derrochando nuestro amor ensalzaremos el himno que entre ambos hemos forjado.
Ya la casa no notara la ausencia, ni sentirá el dolor ya del pasado.

Hortensia Alcalá García

jueves, 30 de mayo de 2013

Amor fantasma


Amor fantasma:


Hoy con las prisas, me olvide de decirte. Te quiero ¡Discúlpame!

Regáñame, ¡pero no me olvides… mi amor!

La vida testigo será de mis verdades. Inopia:

Perdí los sentidos y me olvide de ti. ¡Imperdonable!

Necesito tu ayuda para encontrarnos en la oscuridad. ¡Ayúdame¡

Sentimientos truncados, por las prisas de vivir. ¡Sin sentido!

Ojos cerrados por el llanto. Me pesan… me quede sin fuerza. Triste vivir.

Gritos de delirio taladran mi sien. ¿Ay quien me abrace?

 

El amor se confundió

Maldito destino, que me traiciono. Yo no pedí nada solo un corazón.

Con una botella me lo confundió. Maldigo a mi suerte que me abandono.

Quise bailar tango… bolero mejor. “Al son de lambada…solo bailo yo.


Puertas a la vida, cierran al amor. Pobre aventurera, vivo de ilusión.

Me duele hasta el alma. Ya no siento amor. Cadenas me ahogan de tanto dolor.

Me quedare a oscuras, estaré mejor que nadie me vea llorar mi dolor.



¿Quien soy yo?

Maldigo al olvido.

A las prisas.

El llanto que ciega mis ojos.

Me quita las fuerzas.

Mi vida en la inopia.

Tu ausencia me agobia.

No puedo vivir, no puedo vivir.

Mi sien se contrae.

No tengo sentidos.

Me olvide de mí....me olvide de mi.


Hortensia Alcalá García

sábado, 18 de mayo de 2013

Besos caricias del alma


BESOS CARICIAS DEL ALMA

Si tan bello amanecer tu crees que puede existir,
con todo mi amor yo iré a reunirme junto a ti.
A modo de mariposa me posare en tu ventana
esperare que amanezca junto al lucero del alba.

Le contare mis secretos al viento de la mañana
y te regalare el perfume de las rosas mas tempranas.
Nuestros suspiros dormidos jugaran cada mañana
bordeando nuestros labios mientras nuestras maños hablan.

Escribiremos los versos, versos que el corazón canta.
Tonadas de buenos días, tonadas de piel y alma.
Entonando nuestras dichas, tardías con esperanza.
Regaremos el jardín, mientras crecen las guirnaldas

al arrebol volveremos a esperar la noche en calma.
Dibujaremos amores, dibujaremos nostalgias.
Nos contaremos historias, nos contaremos hazañas.
Enlazaremos las manos, mientras los cuerpos descansan.

La llegada de la aurora luciendo la luz dorada
se apagara con el sol, que da paso a otra mañana, que
juntara nuestros labios para salir de la cama.
El desayuno no espera ¡¡venga moceta levanta!!
 
Dejame un ratito mas que se me pegan las sabanas.
Me gusta verte salir y entrar así... como cada maña
regalándome los besos, besos caricias del alma.

Hortensia Alcalá García
9/11/2012/

jueves, 16 de mayo de 2013

Donde la verdad se esconde


DONDE LA VERDAD SE ESCONDE

 

Te pedí que me ensañaras a quererte, me entendiste mal
Pues me enseñas a odiarte. Si alguna vez te lastimé
Déjame llorar contigo y me enseñas a olvidarte.
Si nada tengo para recordar ¿como podré yo olvidarte?


En el silencio de mi mundo entristecido adormezco mi desdicha.
Mientras mis manos desnudas y temblorosas, vida de mi vida aun te tocan.
En la oscuridad de la noche eterna y como ráfagas de viento enloquecido.
Se pierden o se esconden, confundiendo los días con las noches.


Mi corazón sangrante se quedo, al ver que te marchaste.
Como un puñal de fuego ardiente clavado en mi alma
Justiciero de mi amor, te la llevaste contigo para siempre.


No tengo fuerzas para seguir viviendo, sin respirar tu aliento cada noche.
Mi voz callada te llegara, pidiendo que en mi cruz aparezca también
tu nombre. Allá en la eternidad te esperare donde la verdad; se esconde.


Hortensia Alcalá García

25/6/2012









miércoles, 15 de mayo de 2013

El encuentro prometido

Promesa fatal:

IV

Pasadas unas semanas solo el silencio se hizo visible en la vida de Dora, ella no podía entender, que Eliseo no apareciera por ningún lado paseando a su nieto en el cochecito.
Dora, habla entre si; se dice no entender que quiazas el hombre de los ojos azules y pequeñitos, se molestara por que entendió que ella seria una despistada por perder el libro...” pero es cierto que fue un olvido sin fundamento, ¡¡tendría que fijarse un poco mas en lo que tiene entre manos!!.


Al día siguiente, Dora se pinto las uñas y cambio de peinado, ¡¡este algo mas juvenil!! se vistió con colores mas vivos y vanguardistas de acorde a la época estival. Se puso un poquito mas del perfume que a ella le gusta, si!! por que sabe bien que a Eliseo también le gusto; por que se lo notaba Dora cuando en el parque se acerco a el!! Así que se decidió a salir a la calle de nuevo a despejarse un poco que esta algo aturdida e inquieta.
 
Un chaparrón inesperado le hace refugiarse en una cafetería, donde pide un café y el periódico.
No para de llover;. Dora es curiosa por eso se sentó en la mesa mas cercana a una ventana, para ver cuando cesaba la lluvia. Por unos instantes se ausento del mundo en su mente, apoyo el codo en la mesa y la mano en su frente...y suspiro. Después tomo el ultimo sorbo de café y retiro de su lado el periódico, cruzo las piernas golpeando la silla del otro lado, al separar la silla de la mesa, vio un libro como el que ella perdió en el parque. Se puso nerviosa y sin pensarlo lo abrió y fue a la ultima pagina... Dora Antunez Muñoz. Menuda sorpresa!! Ella llamo al camarero de la cafetería y pregunto como llego el libro hasta allí, el le dijo que no tenia ni idea. Y continuo pasando hojas del libro, hasta que encontró una nota escrita en el reverso de una tarjeta de direcciones de una asesoría jurídica. La nota decía: (fue una promesa, ¡¡Dora lo siento!!). Esa noche seria para Dora una noche complicada, pues Eliseo tenia 73 años, entonces no podía ser de su trabajo la tarjeta.

Era domingo sobre el mediodía, se celebran comuniones. Dorita la nieta de Dora y toda la familia salen de la iglesia tras recibir por primera vez el sacramento de la eucaristía. Entre el tumulto Dora busca el modo de salir. -Ya mas retirada, terciada sobre su brazo izquierdo sostiene la chaqueta que ella misma días antes tricotó para ese día. Era beige con una cinta azul al par de la cintura.

Por un momento Dora siente la necesidad de ir al parque del palacio del Duque de Sotomayor, que fue tan amable hace un tiempo de abrirlo al publico para el disfrute de la ciudadanía y visitantes a la Villa. Al cruzar la verja de entrada al entorno del palacio. Dora sintió como una sacudida de angustia, pero continuo la marcha adelante hasta el asiento de hierro donde ella normalmente se sentaba cuando el banco estaba libre, a la sombra de un gran Roble.

Pues en esta ocasión alguien ocupaba el asiento, pero ella se sentó también ya que parecía estar algo mareada. Dora paso los dedos por su cabeza colocándose el pelo, después se froto las manos y se coloco encima de las piernas la chaqueta de Dorita.

El hombre de mediana edad la miro, se incorporo y le pregunto si se encontraba bien. ¡¡Si muy bien gracias!!.

-El insistía en ayudarla; le presento sus respetos y le dijo llamarse Bruno. Ella le dijo su nombre. En este caso fue Bruno el que tubo que sentarse rápidamente.

-Bruno le dijo que desde hacia unos días, se acercaba a ese sitio para buscarla, que debía darle un recado. -Que el recado se le perdió...y no sabe donde lo dejo. Que si su padre levantara la cabeza, le pondría fino” por ser así de despistado. Pues no le gustaban los descuidos a su padre... pero Bruno continuaba despistado y no se fijo que Dora lloraba al escucharle... que ya supo el por que de la ausencia de Eliseo. Bruno continuaba relatando.... Dora llorando.

Bruno, le contó que su padre le dejo el recado y de donde podía encontrar a la mujer que le limpio la cabeza con una toallita de bebes. Que tenia una sonrisa la mas maravillosa que vio jamas. Que le hacia temblar si la miraba. Que el no podía mirarla, por que le gustaba a rabiar. Que el le prometió a su esposa desaparecida tras larga enfermedad, que el jamas se fijaría en otra mujer. Y no fue su culpa ni el la busco, pero apareció la mujer. Luchó contra su propia voluntad, delicado de salud y eligió cumplir la promesa para la eternidad.
Ella: Dora.

El: Bruno.

Hortensia Alcala Garcia

15/5/2013

martes, 14 de mayo de 2013

EL COLOR DE SUS OJOS


El color de sus ojos:

(Dora y Eliseo)

III


Por fin en esta tarde primaveral, se dejo ver el sol, que ultima mente se letarga, perezoso a entregarnos su luz y el calor que tanto necesitamos. Las plantas para crecer y las personas para alegrarnos un poco la vida, ¡¡alegria que tanto escasea!!.

Esta tarde ella no fue al parque, le apetecía darse una buena caminata por el campo; tan adornado por las ultimas lluvias que dejaron los prados llenos del verde habitual de la época. Los arboles con sus frutos creciendo tras la germinación floral. 


El viento entremezclado con el sol, acaricia su piel. Mientras su mirada se atolondra mirando a todos lados. En el prado donde no entra el ganado; las hiervas están altas y espigadas, entremezcladas con amapolas silvestres y restos de tulipanes exóticos, que en la temporada anterior tiraron los jardineros al limpiar jardines públicos.



A nuestra edad, nos fijamos mucho en los detalles, pocas cosas se nos pasan por alto!! Ver grupos de las primeras mariposas, casi-casi empalagosas pero bellas.... revoloteando por entre los paseantes. Al igual que los pequeños jilgueros que coronan los arboles mas frondosos, vigilando sus nidos mientras acarrean el sustento para la hembra que no descuida los huevecillos de los que ya les queda pocos días para salir al exterior del cascaron y ver la luz sus crías.


En el trayecto; 5kilometros de pista para pasear. De cuando en cuando pasa un ciclista casi silencios; que ves como se aleja mientras unos corredores entrenan para alguna carrera que se celebrara próximamente.

A lo lejos se escucha la circulación en la carretera mas próxima. Al igual que las aguas del rio al caer en cascada, dejando entre neblinas el entorno, mientras refresca el ambiente.


En el prado de hiervas mas cortas, pacen rebaños de ovejas autóctonas de la tierra. Algunas amamantan a sus corderos recién nacidos. Mientras desde el puente alguien señala con su mano al cordero mas chico, para que sea mas tierno, “según el dueño del ganado”.

El Comprador: yo quiero aquel de la estrellita en la frente ¡¡si el que se pone ahora de pie para mamar!!. El dueño del ganado toma nota en su móvil... y le dice... ¿quiere algún otro mas? ¡¡Si!! responde el comprador...¡quiero también el que tiene un parche negro junto a la oreja!.


Mañana esas crías colgaran se una barra de inox, con las patas para arriba y la cabeza para abajo, tendrán que orearse bien. En tres días los comensales del restaurante mas próximo comentaran sobre la calidad de las mejores carnes. Y por supuesto acompañando con un buen “Rioja” de reserva para ellos y un finísimo blanco de cualquier marca sera bueno-para ellas.


Hoy con tanta distracción; Dora se olvido de mirar por si Eliseo hubiera podido pensar como ella y podría verle. Es que ademas tendría que ser así, pues el día anterior ella olvido el libro que aunque no le gusta” pero para eso lo compro... tiene que terminar de leerlo. Ella supone que lo guardaría Eliseo para cuando la vea poderselo entregar.


Dora vuelve de recorrer los casi 5kilometros y al pasar el túnel del (bidegorri-camino rojo sin coches;). Lo pasará corriendo por que es miedosa, le da miedo el silencio y el miedo. También le da miedo llegar a casa por que tiene miedo a la soledad, a cenar sola. Esperar el sueño...o soñar despierta, que ese es el peor de los miedos; y de los sueños. Dora; piensa en su libro...realmente piensa que en su libro se reflejan los ojos azules de Eliseo. Aun siente en su mano el calor de la piel al limpiarle la cagada del incordioso pajarito. Eliseo tenia las manos frías y algo temblorosas, como su voz, que le temblaba al agradecerle a Dora que le limpiase la cabeza.

Quizas Eliseo, también piense en Dora. Tomara el libro en sus manos, sin atreverse a leerlo. Por que tiene eso...tiene miedo. Miedo a que ella se de cuenta, de que piensa en ella...que sueña en ella. Que Dora no sabe....que el tampoco duerme por la noche hasta a deshoras....que el ya en su mente duerme con ella.

Dora no puede terminar de leerlo. Eliseo no puede por respeto o miedo. ¿Que pensara ella?

Dora: Que dirá Elíseo al ver el libro y lo que leo, “el color de sus ojos”.

Ella: Dora.

El: Eliseo.


Hortensia Alcalá Garcia

14/5/2013

sábado, 11 de mayo de 2013

Penas de gitana

Reconocimiento
Poesia
PENAS DE GITANA
Lucero que alumbras a la luz del alba. Termina
ya la ronda, que ella te aguarda. Vestida de
lunares, por la mañana, con sus cabellos
negros alma gitana, quitando penas por donde pasas.
con ojos de gacela, su piel canela al sol dorada.

 
Recorre los rastrojos de los trigales que entre
amapolas, los segadores te regalaran. Semillas
que parieron, las tierras duras que ellos sembraran.
Pinceles de Murillo, para pintarte necesitara,
tus ojos piconeros, triste figura, triste mirada.

 
Escondiendo las penas de los amores. Que regalabas.
La luz de aquel lucero, ya en la penumbra queda apagada.
Los pinceles se secan ante la ausencia que se acercaba.
Lloran los segadores, lloran la pena de una gitana.
Hortensia Alcalá García
3/5/2013
 



 

jueves, 9 de mayo de 2013

Risa de payaso


Risa de Payaso
 
Así fue como la sonrisa de payaso se fue debilitando.
Cansado, mal pagado, atolondrado y olvidado.
La flor no se deshoja, será del primero que la
coja.
Si no se rompe se moja o se esconde bajo las hojas.
Payaso; ¡¡ya no te mojas!! No sueñas, no piensas,
No ríes, no escuchas… no lloras, ya no respiras…
 
¡No estas!
Te vas elevando sobre un manto de nubes grises y
blanquecinas, que cambian de tono al resplandor
de tus vestiduras, alegres como tu sonrisa
falsamente forzada pidiendo el aplauso.

 
Risas de niños para payaso.
hasta siempre querido he
incomprendido payaso.

 
Hortensia Alcalá García
Mayo 28-5-2010

miércoles, 8 de mayo de 2013

¿Madre, por que estas llorando?


¿Madre, por que estas llorando?

II


Sabemos las mujeres, que una vez de ciertas edades nos gusta estar tranquilas. Ya no estamos pensando en tonterías de amorío ni nada de eso. Decimos... que eso es para la juventud. Por que al final los hombres son todos iguales y nos quieren para saciar sus deseos masculinos, y tenernos de cocineras y planchadoras...etc. Coño” yo personalmente amigas, creo que esto no es así, sino que se negocia con ellos. A los de nuestras edades...les costara aprender, pero si les interesas aprenderán ¡¡eso seguro!!.


...Y es-que sera bonito vivir aquello del parque...besos robados al lado del jazmín. ¡¡como veinteañeros!! esperando que se abra la flor. Y poder sentir por todo el cuerpo el revoloteo suave y silencioso de las mariposas, en tu cuerpo-cuerpo de mayor con alma de niña. Ese alma grandioso de mujer generosa; cuerpo y alma de madre indulgente y dulce. Que dio la luz a otros ojos y vida a mas vidas, olvidando incluso la suya propia para que a estas no les falte lo mas esencial para crecer, formarse y después volar. -Volar del nido materno para comenzar con el suyo propio. Es entonces, cuando la mujer se siente mas sola que en lo que lleva de vida. Por que se le termino el amor; marcharon sus frutos...y la vida parece pararse en el tiempo. Quedando como obsoleta.


Después pasas unos años de reflexión, tratando de encontrarte...por que no estas, no vives. La mujer y madre, queda algo olvidada, esperando siempre a que alguien le llame...recordandole quizás el único gran titulo que posee... ¿Madre como estas? ¿por que lloras? ...No estoy llorando hijo...¡¡solo que a mi voz... algo le falla!!.


Un buen día ya cansada de tanta tranquilidad, nos decidimos a salir algo mas a la calle, con o sin amigas. A un que sea a ejercer de abuela....pero de abuela moderna. Y como siempre tendremos cercano a donde vivimos un precioso parque, nos acercamos, apartándonos del bullicio...de niños en bicicletas o patinetes. O con un balón de reglamento que pobre del que le toque el talonazo”etc.


Un buen día te encuentras sentada, en el banco que esta junto al rosal de rosas rojas, de un rojo pasión que impresiona. Al lado siempre abra otro rosal de rosas blancas....junto a un azahar. ¡¡Menuda combinación, de aromas perfumando el entorno!!.


Un lunes; por la tarde, alguien se acerca también con su carrito de estos modernos, bien proporcionados y cómodos para que los bebes se sientan agusto. Para eso se lo regalan los abuelos...para después pasearlos con mucho orgullo. Así ademas como se dice...¡¡matamos el tiempo!!.



Como decía: En tanto que lees ese libro que tanto te esta costando terminar, por que para decir verdad...es que no lo entiendes...y relees una y otra vez, hasta cansarte y lo dejas en el asiento de madera y te pones a mirar al cielo por si llueve.


Pues en esto se acerca un señor que se sienta en la otra esquina del banco. El no comenta nada” pero tu le dirás... ¿no tiene usted algo para ponerle en la capota del carrito? mire que ahora en esta época anda mucho pajarito y le pueden caer las cagadas al niño en la carita?. El señor le mira con sus pequeños ojos azules, se pasa la mano por la cabeza “ya escasito de pelo”...y le responde...pues no-no tengo nada” ami hijo se le olvido ponerme algo por si acaso.


No pasó mucho rato para cuando el impertinente y repetitivo pájaro, soltó sus excrementos al aire.

Alcanzando en medio de la cabeza de Eliseo, ¡¡que así se llama el hombre de los ojos azules y pequeños!! Dora: que es el nombre de la señora, que a pesar de sus 62 años, esta muy bien de presencia y de salud!! Rápidamente haciendo uso de su gran dominio femenino... se acerco al par de Eliseo, con unas toallitas húmedas a limpiarle con suavidad lo que el susodicho pájaro le propicio al señor Eliseo. Él con gran nerviosismo, le agradeció el acto de la mujer, del parque...que dejo el libro en el asiento de madera....por que se aburría leyéndolo.

Ella: Dora. El: Eliseo.


Hortensia Alcalá García

8/5/2013











Sedienta de amor


Sedienta de amor 
Sedienta de amor navegue por la vida.
Sortee los muros y distancias. “Duro penal”.
Tristes y largas noches yo viví, pensando
En lo que piensa la mente enamorada.
Hoy incrédula te conocí; con gozos de alegría vivo
La sensación de amante tan soñada.
Gozos de amor eternos prometimos, vislumbrados por
la realidad forjada. De un amor tardío que llego de madrugada.
Mientras pasan los días. Mientras las horas pasan
Chirrían en mis oídos. Chirrían tus palabras.
Un canto de alegría, cantares de nostalgias.
Los muros nos rodean. Mas grandes las murallas.
Cielos y tierra tiemblan. Las puertas ya cerradas.
Díos se volvió invisible…el se llevo mi alma.
Hortensia Alcalá García.
14/7/2012.

lunes, 6 de mayo de 2013

COMO DUELE EL SILENCIO


Como duele el silencio


Como duele el silencio en la lejanía, como duele.
Como duelen las noches, de tu destierro, duelen.
Esperando en penumbra que llegue el día, que nos
traiga otra noche con su silencio.

Dulces fueron los besos que me robarte, el tacto
de tu piel junto a la mía, quedaron en mi cuerpo
como el diamante, socando mas y mas en mis heridas,
solo con tu recuerdo aspiro el aire, que pueda respirar mi triste vida.

Como duende flotante que pierde el rumbo, correteo los
vientos enloquecida, celosa de las sombras que el sol esconde
mientras grito tu nombre por las esquinas.

Las palabras se fueron con la noche, para devolvérmelas con el día.
En mi desatino yo te nombro por si acercar pudiera la lejanía
rompiendo el silencio de la noche...pudiera-yo -pudiera juntar
la noche con el día.


Hortensia Alcalá García

19/9/2012/


viernes, 3 de mayo de 2013

PENAS DE GITANA


PENAS DE GITANA


Lucero que alumbras a la luz del alba. Termina
ya la ronda, que ella te aguarda. Vestida de
lunares, por la mañana, con sus cabellos
negros alma gitana, quitando penas por donde pasas.


con ojos de gacela, su piel canela al sol dorada.
Recorre los rastrojos de los trigales que entre
amapolas, los segadores te regalaran. Semillas
que parieron, las tierras duras que ellos sembraran.


Pinceles de Murillo, para pintarte necesitara,
tus ojos piconeros, triste figura, triste mirada.
Escondiendo las penas de los amores. Que regalabas.


La luz de aquel lucero, ya en la penumbra queda apagada.
Los pinceles se secan ante la ausencia que se acercaba.
Lloran los segadores, lloran la pena de una gitana.

Hortensia Alcalá García

3/5/2013