jueves, 20 de junio de 2013

Muero sin ella


 
 
 



Muero sin ella.
Se que vivo por ella. Muero sin ella.
Sé, que nada soy sino percibo su olor su tacto,
Su calor. Mi voz enmudeció a falta de
su presencia, como mi mente se cerro.
 
Se que vivo por ella, que sin ella moriré.
Como muere la amapola en el trigal,
cuando el viento y el sol doran la espiga
que el segador a de segar...dejándola
en soledad.
 
Se que moriré sin su presencia; si ese beso
espeso ya no es el te quiero... o su cintura débil
no puedo sentir. Si bajo el sombrero
sus ojos de luz al llegar la tarde no podre mirar.
¿Cómo e de vivir?
 
Moriré de angustia si ella ya no esta.
Sé que yo sin ella no puedo existir, como
mariposa con sus alas rojas, yo la seguiré
la espiga dorada y el azul del cielo me
lleven a mí.
 
Hortensia Alcalá García
20/6/2013



 
 

 
 




 


 


 


 

 








martes, 18 de junio de 2013

QUISE DIBUJAR LA LUNA


QUISE DIBUJAR LA LUNA


Quise dibujar la luna. La noche me la oculto.

Quise dibujar el cielo y la nube lo cubrió.

Pensé dibujar tu aliento. Que el frio lo congelo.

Pensé dibujar tu rostro. Me falto la inspiración.


Vuelve el frio de la noche, sin tu aliento, sin tu amor.

Pensé dibujar estrellas, con la luna y con el sol.

Una nube vespertina en el rio reflejo, tu silueta tan divina

como los rayos de sol, que gotas de lluvia fina en agua la convirtió.


En la noche y con la luna, prisionera de tu amor

cegaron la luz mis ojos, con lagrimas de dolor.

Mi mente calenturienta, con anhelos e ilusión,

fue perdiendo la destreza del milagro del amor.


Quise dibujar la luna, del color de la pasión

Que puedo hacer si me faltan... los anhelos, los sentidos,

si no tengo corazón.

Las retinas de mis ojos, la oscuridad la cegó,

para dibujar divinas...las lagrimas de pasión.

Hortensia Alcalá García

22/8/2012/











lunes, 17 de junio de 2013

Despertar la piedra (nuestro juramento)- hortensia


DESPERTAR LA PIEDRA


Despertar la piedra


Déjame amarte amor al llanto de la guitarra,

déjame ver tu mirada de luz deslumbrando

la mañana, al espejo azul como la fuente clara,

déjame llenar el cántaro con la frescura del agua.


Ayúdame a drenar la piedra rocosa como tu alma,

no permitas que este amor termine de madrugada,

como termina la noche, dando paso a la mañana,

como fugan las estrellas con el lucero del alba.


Mientras cantan las alondras, como el ruiseñor al alba.

Mientras despiertas del sueño, de una noche que se acaba,

como se acaban los años, como el tiempo pasa y calla.


Déjame llorar contigo como  guitarra  y trompeta.

Como a lo lejos susurran las aguas ya desbordadas.

Mientras despiertas la piedra desde dentro de tu alma.


Hortensia Alcalá García

17/6/2013



martes, 11 de junio de 2013

Muriendo de amor


Muriendo de amor


Al compás de nuestros corazones,

déjame respirar de tu aliento dulce

que enloquece nuestro ser...nuestros sentidos

gozantes y arrulladores del amor.


Beber de nuestros labios el elixir

amoroso que emana del caudal mas

profundo de nuestras fuentes. Endulzando

los ríos que riegan estas alocadas   mentes.


Como caballos desbocados al galope

perdido, sofocados por la flama del

fuego que abrasa nuestros cuerpos.

Al unirse, extasiados por el amor.


Tensemos las cuerdas del sonido

silencioso al movimiento placentero

de los cuerpos, húmedos y a la vez

ardientes, impidiendo nuestra respiración, que

al no poder saciar la sed amorosa y asfixiante

nos dejara morir.

Hortensia Alcalá García


11/6/2013

lunes, 10 de junio de 2013

Siendo pobre sobreviviré




Siendo pobre: sobreviviré.


Podre comer manzanas u otros frutos del propio árbol, diciendo al casero, que es para comer!! El me las regalara, sin venenos, con gusanos pero sin veneno.

Con mi paguita” la de mi pensión: alquilare una casita de pueblo, y unos metros de tierra. Pondré un gallinero. Sembrare patatas, legumbres y verduras para comer. Las peladuras y las hiervas del huerto servirán para comida de gallinas y de una cabra que me dará la leche; si sobra también haré el queso. ¡¡Invitare a mis amigos pobres a comer cuando tenga para todos, pueda que también invite a algún rico!! por si... quiere convertir. (Pan y peces). Por cierto el pan lo haré en un horno de leña que escavare en el barranco. ¡¡Esto huele superior!!.

Me levantare con el sol, me acostare cuando el se acueste. No gastare energía. Solo algo de aceite para el candil. ¡¡Aunque el sueño llegara sin leer!!.

Recojeré leñas que otros no quieran, siempre tendré lumbre!!- Coceré la comida...alubias y verduras del huerto. Lo que sobre para las gallinas. De ese modo pondrán menos huevos pero sanos.

Si como sano, no visitare al medico, ni al dentista...que también es bueno para los dientes.

No criare piojos: ya que viviré cerca de un rio; donde me bañare y lavare la ropa, tendiéndola al sol, para blanquearla y secarla.

El jabón lo elaborare con la grasa de las mantecas, de la matanza del cerdo, de los que tiene mucho y no la necesitan...se las pediré. Después les regalaré un trozo de jabón.

Sobre las paredes del huerto; plantare romeros y demás plantas aromáticas, y alguna vid, para los postres. Con las aromáticas... elaborare cremas para mis arrugas. También jabones de manos, que conjuntamente con el agua fría del rio...sacan mejor los colores!!.

Coseré mis ropas. Vestiré en moda retro”. Bordare para las ricas caprichosas...lo haré como los ángeles...y les cobrare con creces....”como los banqueros” por mi trabajo!! pero no se resistirán. Serán preciosas Obras de arte.

Tejeré trasmallos para pescar, sé hacerlo que lo hice de niña ya que Padre fue pescador. También sé hacer picón como Padre y Madre. Para el brasero del invierno. Con ellos aprendí a ser pobres. Lo que no pude aprender fue a escribir bien.

Sean felices. Con mas o con menos.

Hortensia Alcalá García

domingo, 9 de junio de 2013

AMAME AMOR


(AMAME AMOR)


Ven acércate amor; mírame a los ojos.

Dime cuanto me amas!! Susurrarme al

oído tu amor. Acepta mi deseo. Que la

gran cascada de tu fuerza colme mi flor

rosada, entrando en mi escondite aterciopelado.

Drapeando los cuerpos. Para fundirlos en uno.

Apaga la luz!! déjame ver con mi propia

luz el brillo de tus luceros al colmar el

monte con el aroma perfumado de tu cuerpo

embadurnado del perfume...de mi cuerpo

Siii!! ayúdame a trepar la cumbre de tu ser.

Juntando nuestros labios, ansiosos de amor.

desbordados por la fiebre de la llama

que salpican nuestros bríos...

Pero... ¡¡dime que me amas, dímelo!!

No rompamos el momento.

Amor;
será un instante sera nuestro instante.

Dime de nuevo que me amas, sin pausa amor.

Como si la noche se acabara ...como si el final

fuera como dormir la penumbrosa ultima noche.

Eternizando el ultimo suspiro. Por si el mundo

se termina. Por si se nos va la luz y, nuestro ultimo

aliento. Por si la vida se fuera. ¡¡Y si así fuera!!

Ámame amor.

Hortensia Alcalá García

22/2/2013



miércoles, 5 de junio de 2013

AMOR EN EL AGUA


Amor en el agua (tarea9)

Mañana de principios de verano. Camino por la senda que me acerca al río. Como cada jueves visito el viejo y ya abandonado convento de las madres Siervas de Maria. Cuando amaino el paso ya que en el cercano jardín desde lejos puedo apreciar que entre los rosales vigilante y serena, se encuentra Sor Maria de los remedios, al acercarme levanta su mano izquierda, ya que con la otra mano maneja la tijera de podar para cortar las rosas, hoy algo mojadas por las gotas del empalagoso

chirimiri; típico de esta tierra, en la primera a primeras horas de la mañana. Llego a la altura de la angarilla de entrada y con una carcajada de alegría me invita a entrar.

¡Córtate unas rosas que aquí hay muchas y la hermana Inocencia; ya se llevo otro buen ramo! -Ya sabes! las blancas que a ti te gustan…pues son las que mas le gustan a ella y llego antes que yo. Me comenta la monja haciendo alarde de su buen humor.

Entramos a la capilla pues no le gusta nada que me “escaquee” para no entrar y rezar un poquito; normalmente lo hacemos a manera de canto.

Ella se queda y yo con mi manojo de rosas de colores variados, me dispongo a dar el paseo algo mas largo aprovechando que no hace calor. Me dirijo al acantilado, desde el cual el alcance de la vista al mar es mayor.

A lo lejos puedo ver con claridad como se acerca un navío de grandes dimensiones, el cual a mi modo de ver parece tener algún problema. Y no es raro ya el mar esta algo turbulento”. Ya cercana al puerto me tienta la curiosidad y a la altura del puerto me bajo por una gran escalinata de piedra entre muro y barranco, que llega hasta el rompeolas. Desde allí todo se aprecia mejor.

Pues efectivamente traen problemas y, por momentos comienzan a salir los pasajeros de a bordo. ¡No parecen asustados pero se les nota algo inquieto!





Me pongo las gafas y el sombrero ya la mañana va avanzando y el sol también. -Me siento en el muro frente al gran barco…sin dejar de la mano mi ramo de rosas tricolores. Me cambio de postura para evitar el sol en los ojos; y observo que alguien desde la altura de proa: me esta mirando. Es un hombre por lo que puedo apreciar Árabe va vestido con su “ Kandora” o túnica, en color blanco roto; también el turbante, del mismo tono pero reliado con algo trenzado en color morado. Su cara es como la Cera y la porcelana, al igual que sus manos finas y alargadas. No se por que pero me quedo embobada mirándole sin poder retirarle la mirada; y... es que yo jamás vi algo igual!!

El hombre Árabe me mira y se sonríe; mientras yo me imagino con una cara de asombro, que pa que!! Cuando quise darme cuenta, los pétalos de mis rosas frotaban sobre el agua. Mientras el hombre me señala con el dedo ¡que mire abajo! Me puse en pie agarrándome el sombrero y me quite las gafas de sol. Mire abajo. Como en los sueños, nos vimos reflejados entre pétalos de rosas y las burbujas del agua en movimiento, semejantes a perlas y brillantes. Formando un enorme abstracto- como la mejor pintura al óleo Renoir: o Sorolla. Mientras el vaivén de las olas nos une y nos separa. Nos rompe, nos dibuja, nos rompe. Nos une, nos separan. Como danza al vaivén del más movimiento. Me toma, me deja…el me toma…el me acaricia en el agua. Me acerca, me aleja jugando en el agua. Me toca me besa. Que gusto las olas, nos une nos separan. Belleza en el agua. Como delfín y sirena jugando en el agua. Deseos de amores nos incita el agua. Delfín y sirena amándose en aguas. Placer desbordante se siente en el alma. Navega el navío, el arte se escarcha, la luz se oscurece, se lleva mi calma, su rostro se borra, mi mente alocada, mis labios sin besos muertos en el agua. Le veo alejarse ya la mar en calma. Temblando en la orilla se quedo mi alma. Mi cuerpo desnudo la mirada rota llorando en silencio me quede en la playa.

Hortensia Alcalá García

Día 2/7/2012

lunes, 3 de junio de 2013

Siendo pobre: sobreviviré


Siendo pobre: sobreviviré.



Podre comer manzanas u otros frutos del propio árbol, diciendo al casero, que es para comer!! El me las regalara, sin venenos, con gusanos pero sin veneno.

Con mi paguita” la de mi pensión: alquilare una casita de pueblo, y unos metros de tierra. Pondré un gallinero. Sembrare patatas, legumbres y verduras para comer. Las peladuras y las hiervas del huerto servirán para comida de gallinas y de una cabra que me dará la leche; si sobra también haré el queso. ¡¡Invitare a mis amigos pobres a comer cuando tenga para todos, pueda que también invite a algún rico!! por si... quiere convertir. (Pan y peces). Por cierto el pan lo haré en un horno de leña que escavare en el barranco. ¡¡Esto huele superior!!.


Me levantare con el sol, me acostare cuando el se acueste. No gastare energía. Solo algo de aceite para el candil. ¡¡Aunque el sueño llegara sin leer!!.


Recojeré leñas que otros no quieran, siempre tendré lumbre!!- Coceré la comida...alubias y verduras del huerto. Lo que sobre para las gallinas. De ese modo pondrán menos huevos pero sanos.

Si como sano, no visitare al medico, ni al dentista...que también es bueno para los dientes.

No criare piojos: ya que viviré cerca de un rio; donde me bañare y lavare la ropa, tendiéndola al sol, para blanquearla y secarla.

El jabón lo elaborare con la grasa de las mantecas, de la matanza del cerdo, de los que tiene mucho y no la necesitan...se las pediré. Después les regalaré un trozo de jabón.

Sobre las paredes del huerto; plantare romeros y demás plantas aromáticas, y alguna vid, para los postres. Con las aromáticas... elaborare cremas para mis arrugas. También jabones de manos, que conjuntamente con el agua fría del rio...sacan mejor los colores!!.

Coseré mis ropas. Vestiré en moda retro”. Bordare para las ricas caprichosas...lo haré como los ángeles...y les cobrare con creces....”como los banqueros” por mi trabajo!! pero no se resistirán. Serán preciosas Obras de arte.

Tejeré trasmallos para pescar, sé hacerlo que lo hice de niña ya que Padre fue pescador. También sé hacer picón como Padre y Madre. Para el brasero del invierno. Con ellos aprendí a ser pobres. Lo que no pude aprender fue a escribir bien.

Sean felices. Con mas o con menos.


Hortensia Alcalá García