jueves, 11 de junio de 2015

(Relatos que perduran en la memoria)


(Relatos que perduran en la memoria)


Niña- Mujer y Madre:


Al dar la luz la mujer a una niña, se abren  nuevas  ventanas  al mundo. (La niña, la mujer y la madre,).

En la niñez será la alegría de la casa,  motivación  y obligación familiar que se debe cumplir. Mimarla, escucharla, acariciarla. Criarla   con respeto amor y cariño.


Hay quien cree que  a las niñas no se les debe  regalar muñecas, o sartenes y cazuelas  para jugar  ¡¡Algo que yo no comparto!! Las niñas tienden casi siempre a pedir como regalos lo que ven a las madres,  pero también la intuición femenina por si sola  funciona. Mientras crecen  juegan a ser mamas...mientras el niño-“hombre” será su hijo


La adolescencia: En la adolescencia,  comienza a ser más tímida  y curiosa. Preguntan mucho... y siempre hay que contestarles, responder con la verdad. ¡¡si se les engaña   será por causa fortuita para su bien!! Cada pregunta tiene una o varias respuestas; Muerte, sexo, política...o la propia fe de cualquier religión o  creencias “diferentes”.


La mujer desde la infancia debe saber  “vía familiar y educativa desde las primarias”- sobre la muerte,  el sufrimiento  que se siente al irse para siempre un familiar o amiguitos   que por causas varias pueden suceder  en  concreto  que sepan que la muerte, sorprende en cualquier momento... pero sin dramatizarlo, ni engañarles con la resurrección  de ninguna índole. ¡¡EL QUE MUERE SE TERMINA, TAN SOLO VIVIRÁ EN NUESTROS O PENSAMIENTOS,  PERO NO CON NOSOTROS!! Nada peor para la persona que aprender las cosas en dos versiones diferentes. CUANDO YO ERA NIÑA ME DECÍAN- tal y cual... ¡No!   Solo que la muerte es el final de la vida.


El modo de vida moderna:
 El modo de vida que nos está tocando vivir, realmente nada que ver con lo que vivimos en el s.XX. Fuimos en vez de niños “pequeños esclavos”  con obligaciones familiares, seria inconscientemente pero fue así,” el o la mayos  hijo/a, de las familias desde chicos ya teníamos obligaciones, nos dejaban en casa al cuidado de los hermanos, sin ir a la escuela....con 12años, ya trabajamos en el campo, en los algodones y el tabaco, o  apañando aceitunas, ¡¡con buenas heladas!!  Todo por un cuarto del sueldo de un adulto, que lo cobrarían las madres!! A veces fuimos moneda de cambio, ir al arroyo a lavar ropas de los comerciantes...o familias más pudientes... para pagar el pan y el azúcar del día.


La Mujer abuela: Las mujeres que nacimos en el s.XX. Y continuamos en el s.XXI. Tras una niñez con matices poco deseables para transmitir a nuestros sucesores, ya que todo aquello que nos falto a nosotros  quisimos proporcionárselo al que llego más tarde...nuestros hijos. Quizás pecando un poco de generosas  pues  para decir” se lo dimos casi todo ya hecho,  haciéndoles un muí flaco favor.


Hoy en día las cosas son  bien distintas. Ahora las madres modernas  se portan de modo diferente con sus hijos, por lo cual  las  niñas de antaño....de alguna manera  volvemos a tomar el titulo de cuidadora como hicimos con  las Madres. O más claro hacer el trabajo de madres...olvidándonos que ya con nuestra jubilación  bien merecida - trabajada y cotizada con creces. Enriquecimos  a un país que no nos merece,  ya que los únicos que se beneficiaron del progreso del trabajador, fueron los vagos embusteros engañadores,  trapicheros y sucios políticos.

 Después de tanto esfuerzo solo octanos a viajar.... si nos toca por el  mísero inserso  algún viaje barato a visitar las zonas ricas - residenciales de los “TRAJEADOS ENGOMINADOS”  para ver sus   cochazos,  yates.... y mansiones, con piscinas entre palmeras  o sauces”. Sus señoras” o amantísimas”, nenazas....tomándose todo el sol del universo…   ¡¡que morenas estarán más guapas que las de la   retaguardia....!! Benditas  estas” las  menos agraciadas por la bondad divina que  les fue poco generosa  ¡como al perro flaco!!

  En tanto  se preparan los papeles solicitando residencias de ancianos asequibles para la mujer  que  ceso su trabajo al casarse para cuidar a su familia. También    la cotización se retomaría años más tarde, por tanto  “pensión mínima”  primero la familia y  al  marido... ¡¡que no le falte de nada, que es el cabeza de la familia!! Por ello puede hacer lo que quiera con su sueldo, que para eso lo curra… y no la mujer que se está en casa  sin ganar dinero…. Y total solo hace…… El desayuno, levantar a los niños vestirlos  tras desayunar… ¡¡vamos que llegamos tarde como siempre!! Al salir por la puerta uno de los cuatro  se agarra  la manguerita diciendo… me estoy meando….corre  que me meo!!  entrar de nuevo en casa y  la niñita pequeña quiere cagar por que como  vio a su hermano en el waño… ella también…. La madre  todo el día  uno tras otro con  episodios parecidos… y no  termina aquí, que  cuando viene el padre a comer los pequeños les cuentan las broncas de la madre  y de la maestra, por llegar tarde a clase… entonces el señor “justiciero” canta las cuarenta a la débil y angustiada….sufridora Mamá.

Aun queda medio día por delante en el que continuas Jharreando a toda caña para  llevarlos y volverlos a traer  de la escuela, les das de merendar y  llevas a particular a los dos mayores por que al ir a la escuela pública  Nacionalll… ay que ayudarles que si no, no pasan de curso.  Claro está  nosotras no podríamos ayudarles que  no pisamos la escuela más que algunos días que llovía y no salíamos al campo a trabajar. Pues como decía! Dos horas más tarde vuelves a salir zapeando a buscarles y dejarlos jugar un ratito para que se distraigan, y tú mientras pensando que si  dan las 8 se cierra la tienda y tienes que,  comprar algo para cenar, ya que por la mañana se olvidaron los huevos y un filetito y el vino,  para el cabeza de familia que es el que trabaja….!!
En conclusión te dan las  00h.  Y tu muertita de cansancio ya no estar para trotes…. Y recibes la última versión del día (estoy hasta los cojones de oírte quejarte… sin hacer nada, tenias que ir a la fabrica 8horas diarias… eso es trabajar… y continua replicando….  no bales ni pa cascarla). Pero en aquellos tiempos algunos hombres  no  cortaron ni el pan en la mesa para sus hijos  y si los niños lloraban por algo la bronca nuevamente para la madre. 

¡¡Quiero volver a nacer y quedarme soltera para siempre!!

 Hortensia Alcala García.