miércoles, 23 de septiembre de 2015

La cuenta de la vieja


 (LA CUENTA DE LA VIEJA)
 En la cuerda floja:


 
 
“Lo mires como lo mires,  “la mujer no vale nada” si no tiene libertad.

¡¡Y digo yo…  Como se puede contar, como se puede entender. Como debo yo llamar  a mi suerte de una vez!!

Cincuenta  años  van ya desde  que le conocí.  Con tan mala suerte que  me equivoque,  creyendo mentiras  y engaños viví,  esperando en vano    de su comprensión.  Sola me quedaba y lloraba por mi;  me creí culpable de  la sin razón. Solo vi las sombras de la soledad y del sufrimiento  por desilusión.

Llegaron los hijos quise ser feliz. Todo transcurría de mal en peor; seguía pensando que de todo mal, la única culpable seguía siendo yo.

         -¿Doctor, que me pasa?  ¿Por qué sufro yo?  ¡Puede  usted decirme  si tengo razón!

¡¡El señor doctor rasco la cabeza;  se encendió un cigarro…guardo la respuesta dentro de un cajón!!

La gente escribe al amor, de sus vidas  con fervor,  contando las cosas bellas  que los años les  dejo. -Pero no siempre  se cuentan las  verdades  tal y como son.  Por eso lo digo ahora,  por eso lo cuento yo. 

Mentiras y más mentiras,  comidas, juego y alcohol. Llorando a lágrima viva la vida he pasado yo.

El corazón no se para mientras  no lo quiera dios,  o el destino no lo diga,  ya que por  sufrimiento     aguantamos las mujeres  las cadenas  día tras día. Siempre esperando que cambie,  siempre esperando  que diga, que será  la última noche  que sale   por más mentiras.

Perdí  dodos mis amigos,  perdí toda mi cuadrilla, pariente y  conocidos  incluyendo  a mi familia.

¡¡Como se pude, llevar  una vida tan  compleja y siempre por esperar si él cambia o tu  lo dejas!!  Que esa es otra la  cuestión, como la cuenta de  la vieja.  ¡¡Si dejamos el trabajo para cuidarlos  muí   bien y darles  todo en bandeja!!

 Ahora  nos pasa factura  o la “moraleja”  el tiene la pensión grande  las mujeres la  pequeña.  Así    seguir  aguantando  y tragando las miserias.   Miserias  y  malos ratos,  disgusto que  te  acomplejan.  Ya no sales a la calle, por si  en el pueblo se enteran, que luego los critiqueos  o chismorreos te esperan…. Que tires por donde tires,  que quieras o que no quieras… si no quieres sufrimiento.  Tendrás que pasar miseria. 

  

 Hortensia Alcalá García

 

 

 

 
 

 

lunes, 21 de septiembre de 2015

Amame amor



AMAME AMOR

 

Ven, acércate amor, mírame a los ojos.

Dime si  me amas. Susurrarme al

oído tu amor- acepta mi deseo.

Que  la gran cascada de tu fuerza colme la flor

que en mi se  esconde.

 

Abrazados, drapeando los cuerpos y  fundirlos en uno.

¡Apaga la luz! Déjame ver con mi propia

luz el brillo de tus ojos al  colmar el

monte y sentir el aroma  perfumado de tu cuerpo

-embadurnado  por el  néctar que rezume.

Siii! Calla y  ayúdame a trepar la cumbre de tu ser.

 

Juntando nuestros labios  ansiosos de amor.

Desbordados  por la fiebre   de la llama

que salpican nuestros  bríos...

Pero... ¡¡dime que me amas, dímelo!!

No  rompamos  el momento.

Será un instante será nuestro instante.

 

Dime de nuevo que me amas, sin pausa amor.

Como si la noche se acabara...como si el final

fuera  como dormir  la penumbrosa última noche.

Eternizando el último suspiro.
 
Por si el mundo se termina.
 Por si se nos va la luz y nuestro ultimo aliento.
Por si la vida se fuera-y si así fuera.

Ámame amor.

Hortensia Alcalá García
 

sábado, 19 de septiembre de 2015

Donde el silencio calla

Fotos: Hortensia


(Donde el silencio callar)
 

 Te espero   donde calla el gorrión para escuchar el aire.

Donde la luz se funde con la oscuridad.

 Donde los amantes en silencio sienten sus miradas,

 y la flor  se  cierra   cuando tú no estás.
 

 Te espero allá donde  las aguas se enamoran

Donde el  remanso  ofrece   libertad.

Pincel de buenas manos  que en otoño,

Dibujan la palabra y la verdad.
 

Si vuelves,  sin que te tiemblen  las manos

O la mirada fijes en el más allá,  piensa

que  esperar se me hizo largo, que 

 se cegó el camino   al caminar.
 

Te espero donde callan los sentidos,

 Donde el silencio no puede callar.

El pincel  se endurece con el tiempo

El color   se oscureció  por qué no estás.
 

 Hortensia Alcalá García

 18/9/2015/

domingo, 13 de septiembre de 2015

Dime cuando volverás

Fotos: Hortensia


(Dime cuando volverás)
 

Dime cuando volverás… para esperarte.

Buscaré en tu olvido mi  pasado.

No me mires si me  paso por delante.

 Si entiendes que lo nuestro ha terminado.
 

Todo  quedara bajo secreto

 el amor y los  Gozos del pasado.

  Que la vida se  termina en un instante

Y vivirla  de esperanzas  no he logrado.
 

No inventare otro amor  que no  merezca

 En la ausencia   o el final ser recordado.

 Le daré a mi corazón la  rienda suelta

Y  buscar   la razón de ser amado.
 

Dime cuando volverás para esperarte.

Olvidarte  o alejarte en mi pasado.

Dime si algún día  tú me amaste

O fue lumbre  que  otras  aguas apagaron.
 

 Hortensia Alcalá García

miércoles, 9 de septiembre de 2015

Serenata


Buscando el milagro del amor
 
Fotos:  Hortensia

 
Mí corazón te busca a manera de pavesa  débil y caprichosa,  dejándose llevar por la fuerza del viento huracanado, que extiende su esperpento poder por el infinito  buscando el milagro del amor.

Somos Ángeles del viento  que busca  un suspiro para poder respirar: Lo busco en la música y  en el agua… en su color turquesa, lo busco en la luz,  también  en el alma… llena de  de más alma;  de la que nada ni nadie puede tomar.

Esta “serenade” Lanzo al viento al antojo de encontrarte para… amarnos,  al sonido de las tensas cuerdas  que afinan su silencio…para no perderse en el tiempo…tiempo del momento.

 -De ese momento.

Mi “serenade” queda en el aire  al igual que mi triste lamento, invisible al viento, imperceptible al tiempo.

Hasta siempre si nos llega el milagro o el momento.

Hortensia Alcalá García