lunes, 7 de marzo de 2016

(Loa) A la mujer del trabajo



A la Mujer del trabajo.

 

Mujeres de mujeres, madres e hijas.
Novias  de novios,  esposas amantes.
 Amantísimas  esposas sencillas o arrogantes.
Esposas brillantes, encendidas, apagadas,
 Oxidadas o brillantes. 
 
Diste  la luz al hombre  para el bien del universo
-a tu pecho lo pusiste después  del  alumbramiento.
Tanto cariño  le diste  al hijo de tus entrañas
-que  no pensaste que un día, otro regazo  tocara.
 

La mujer  de nuestro tiempo de inquietud  está formada,
para levantar el mundo a pulso  y  a manos blancas,
mientras este  se derrumba  sin agua o a barrancadas.
Porque  la barbarie azota  por la incoherencia   que  ataña.
 

Quisiera barrer  el mundo. Quisiera limpiar la casa
de los grandes poseedores, de hacendados o hacendadas.
Revolverles   sus haciendas, sus libros o sus guadañas,
por si estamos confundidos y se curraron la pasta.
 

Lo mismo a los letrados que con lupa dibujaban
la letra tan diminuta, que ni a leer  se acertaba.
¿O seria que toparon con mujeres no formadas...?,
¡ya  que solo trabajaron desde niñas su jornadas,
mientras crecían  sus manos el trabajo desgastaban!!
 

A la MUJER del trabajo, a la mujer de la casa.
 A la mujer del tirano, como siempre resignada.
A la madre, a la amiga.  A la que pide la calma.
A la que  llora en silencio y sonríe con el alma.

Es la mujer una estrella
La que alumbra nuestros días.
Es la luz del  universo,
 la que  guía a la familia.
La que cunde  en el trabajo
como obrera asalariada.
La que pierde dignidad,
Cuando no es bien respetada. 

Este grito lanzo al mundo,
A favor de la mujer,
Por la igualdad y derechos.
(Por la paz…, que digna de todos es…).
 

Autora: Hortensia Alcalá García
 

2 comentarios:

Jose Luis Tirado dijo...

El Sábado pronuncié un pregón para una asociacion de mujeres.Me dieron un trato exquisito, vovlería cada vez que me lo pidieran. Quiero, aprovechando este lugar que mantiene otra mujer elegante, sabia y que escribe como quiere, para felicitar a todas las mujeres del mundo, en especial a las luchadoras. saludos, Hortensia.

hortensia dijo...

Buenos días compañero. Seria imposible que las mujeres no te traten bien como tu te mereces, no todos los hombres son iguales-ni tampoco lo somos las mujeres. Seguro que el pregon te salio BORDADO.
Gracias por tu sana y siempre agradable galanteria, por lo que siempre es un placer tenerte cerca. Un abrazo.
Hortensia