viernes, 13 de mayo de 2016

(Me falta mi mujer)

Si yo tuviera que escribir hoy, el capitulo de mi diario; sería un capítulo especial.
(Me falta mi mujer)

 Doce y cuarto del medio día: Arreglándome un poquito para salir a la calle, por un par de recados.
Rin!! Suena el timbre de la puerta “insistentemente”.  Me  dirijo a la puerta de entrada, y allí se encontraba  muí nervioso un hombre mayor, de 94 años –mi vecino.
Mi mujer salió  al médico hace más de dos horas y no ha vuelto, no sé nada de ella en más de dos horas… ¿tú puedes ir a buscarla?  ¡Me pregunto!

                Sí,  Suba a casa tranquilo, yo iré a buscarla;- le  respondí.
Él: me replica… No,  no subiré a  casa mientras no la traigas contigo me siento aquí en la escalera, así la veré antes, en cuanto entre por la puerta del portal!!
                 -Yo insistí que entrase en su casa.  -Me calce los zapatos y vestí,  una corta gabardina  de primavera, y  un pañuelo  para cubrir el escote por el frio, que dejan estas lluvias intermitentes de una primavera un tanto atípica, “en  este  año bisiesto algo alocado”.
 De inmediato   me dispongo a hacerle el recado al vecino que  estaba claro que ni por “cojones” admitiría un no, ¡ya volverá!!   Y esperaba en el balcón para asegurarse de que yo le traería a su mujer.  ¿Ya vas?  Pregunto de nuevo; apoyado en la baranda del susodicho balcón, -Sí este tranquilo!! Le respondí.

Continúo mi camino y al llegar a la fuente medieval,  que se encuentra al final de esta antigua calle de la Villa. -Bajo el paraguas observo  como alguien se acerca;  pisada lenta al  sonido clik-clak. Del bastón que ayuda a caminar más segura a La buena mujer del vecino.
¿Hola ya vas a los recados? –“Tarde andas es casi el mediodía hora de comer”. Y continua relatándome el por qué de su tardanza.- Yo callando para no hablarle de la preocupación de su anciano marido.
Yo ando tarde, me replica; fui al médico pero como no  pedí cita por qué no sé hacerlo por el teléfono. He estado toda la mañana allí.
                No quise decirle nada de  la insistencia de su marido, para no ponerla nerviosa. Ella si me dijo: él estará pensando en donde estoy que aun no he vuelto a casa desde la mañana, y como hace unos días el se cayó en la calle por que el bastón se le enredo en una alcantarilla…y le llevaron al hospital en Ambulancia;  -para cuando lo trajeron  con 8puntos suturados en la frente,  habrían pasado 4horas. El tiene miedo de que me pueda pasar algo así o peor.
Él: Ella:
Ellos: Nosotras:
El miedo: las nostalgias:
 El horror: las indiferencias.
Los años: La razón -y la sin ella:
La soledad:
Los sacrificios:
La vida, el camino  hacia la Muerte.
Hortensia Alcalá García.
13/05/2016






No hay comentarios: