martes, 17 de enero de 2017

El truhán y la musa de los sueños


Oleos Hortensia
El truhán y la musa de los sueños

 Raimon: Hortensia El truhan y la Musa de los sueños

Raimón

Sobre el manto aún oscuro de las dunas, como olas de arenas quietas y silenciosas, amanece emergiendo suavemente tu imagen como moldeada por el viento, todo tu cuerpo se dibuja en unas sábanas que jamás pensaron en adquirir una forma tan sensual y excitante. La luz que intenta penetrar por los resquicios para posarse sobre la piel de tu rostro, tus brazos y tus hombros; quiere sentirse como un amanecer de cristal brillando en ti, que al mirarte seas como una blanca flor que brota de la niebla, sobre la fina piel del agua mansa del oasis; y con su aliento, interpretar una dulce melodía con la brisa fresca de la mañana, y así, cuando se abran tus ojos, verte amanecer con tus labios de piel de pétalos sonrosados esbozando una dulce sonrisa, y que del juego de tus labios se borden como dátiles maduros de las palmeras tus besos. Qué bonito perderse cada amanecer en imaginarte,  y en mi ansia de llegar a ti para darte los buenos días, y desearte que el sol ilumine con alegría tus pasos al andar, y el sentir en tus dulces labios el calor de una llama contenida. ¡Buenos días del truhán de sueños!

Raimón:

 

Hortensia.

 

Que el azul celeste del sol otoñal, cuando el viento sopla sobre el oasis; trasladando las dunas de tu mirar  te sirva para iluminar la ruta que te guie  hacia  mí, mi amado; truhan.  Buscando  el lugar del jardín, en el que sosegada y radiante como ese rayo de sol, te espera tu adorada musa, para entregarte su amor. A manera de esa blanca flor que emerge de la neblina que nombras!! Fresca como el agua del roció, que al sacudir la rosa nos salpica con sus gotas de plata fina...pura como el diamante. Regalo del  más galante Truhan.  Diamante en agua que la naturaleza creó para alegrar  cuan,  jardín amoroso, tan deseado y compartido por el Hombre.

Estas en mi pensamiento  a cada paso te recuerdo ansioso de tomar mi rostro para llenarlo de besos. El carmín de mis labios pasara a los tuyos como regalo del momento- momento interminable de gozo que robaremos al tiempo, el tiempo...de nuestro tiempo, el que se va por momentos. El que hay que detener, para seguirlos   viviendo.   Sentir nuestros corazones vivos, llenos de deseo. Sentiremos la pasión que brota de nuestros cuerpos. ¡¡Buenos días truhan!! Que el manto  de las dunas  en cada  despertar, abrace nuestros sueños.

 Hortensia Alcalá García