miércoles, 22 de febrero de 2017

Hoy una crónica que se me ocurre


Hoy una crónica que se me ocurre, quizás por una noticia que anda estos días por los medios. Y… claro ya como no tenemos noticias buenas, pues se añaden otras… ¡¡Que mas da el que!!

Decía  la noticia que ahora las otras mujeres, las que  se quejan por todo” pues que se ha de penalizar la  antigua o eterna  costumbre del piropo.  Los hombres y las mujeres, las mujeres y los hombres… tenemos que dejar   de tanto manipularnos unos a otros, ser libres  y no imponer las cosas;- que ya lo manipulan otros y otras….Como dirían algunos”.  
 

La baja maternal: La que  merece;   alargar en lo más posible esa baja por necesitar el descanso y la tarea  obligada por lactancia, es  la mujer, es la madre la que se ocupe del cuidado y lactancia materna.  También necesita la ayuda del hombre, ya que los niños  y la casa son y fueron siempre  el trabajo  primordial  de la familia. Lo que hay que hacer es valorarlo. Las bajas por maternidad, son necesarias y dan  la posibilidad a otras personas de  cubrir  ese puesto de trabajo, y después seguir trabajando  incluso en la casa  de la titular, si esta lo necesita  al incorporarse a  su puesto, la experiencia y el seguir trabajando también son buena cosa, con el tiempo ya encontraran  su puesto  de los estudios que tenga. Que es muy importante.

Las mujeres naturalmente gustamos al hombre, por eso nos piropean, eso sí, que el piropo no dañe las sensibilidad de nadie.  Pero por que miren y saquen su conclusión….!! Del mismo modo lo hacen los animales y las plantas.  Hasta los ríos salen de otros ríos. Yo creo que es peor que nos vean como bichitos. Se están viviendo  unos tiempos malos, brutalmente malos.

Violencia machista.  Esto se ha de analizar bien. La fuerza bruta y  escasa paciencia,  la tiene el hombre, pero ¿Cómo somos las mujeres?
Mañana otra!!