domingo, 26 de febrero de 2017

Tu verdad y mis miedos


Tu  verdad  Y mis miedos.

 

Te encontré un amanecer  como ave solitaria  extraviada.

Entraste  en    en ares de otras lunas  plateadas.

A través del cristal  nos conocimos,

cruzando  las  miradas.

 

Verde  el cristalino limpio y puro,

con  otro    miel de  vida, dulce y agua.

Momentos inciertos  vivimos   por las dudas,

que nuestros corazones ignoraban.

 

Sombras    silenciosas e inseguras,  fueron noches

de penar  y llanto en   la almohada.

 

A ti:

Te lo dedico! Ya que pronto la sonrisa me acercabas.

La flor  que un día   creció del llanto, vuelve a secarse

para   crecer   de nuevo en nuestras almas.

 

Sin saber cómo;  emprendimos el camino;

Ni  saber  cuántas locuras nos aguardan.

¿Te acuerdas que me pediste elegir  entre  tu verdad

y  mis miedos?…Y sin dudarlo yo te elegí… y tú, callabas.

Caímos nuevamente en el  olvido,  perdiendo  el

amor que tantas puertas nos cerraba.

 

-A Mí:

Que  te espere cada mañana,  al igual que aquel ave

solitaria extraviada.

Oyendo  tu voz enmudecida, solo música en el aire

yo escuchaba.

El roció mañanero   del camino,  mi rostro  humedecía

mientras que a paso lento  de tu recuerdo me alejaba.

 

-A Ti:

Que  no olvidaste mi destierro,  me buscaste de nuevo

...Sabedor de que yo  por tu querer… aun   esperaba.

Ninguno de los dos fuimos,  leales a  nosotros.

De nuevo me aceptabas.

 

-A los dos:

Que   aun a modo de oasis  del  desierto,

Deslumbrados  por el sol,  buscamos   la semilla que

puede renacer sin agua;   aceptando   nuestras dudas

la  verdad,   los miedos  y distancias.

 

-A ti:

Que volviste  a mí sabedor de que al otro lado del crista

Yo,  te esperaba.

 

Hortensia Alcalá García.