martes, 31 de enero de 2017

La espera

Mi ultimo trabajo estilo vintage  (La espera)   Hortensia
(Dime cuando volverás)
 
Dime cuando volverás…, para esperarte.
Buscaré en tu olvido mi  pasado.
No me mires si me  paso por delante.
 Si entiendes que lo nuestro ha terminado.
 
Todo  quedara bajo secreto
 el amor y los  Gozos del pasado.
  Que la vida se  termina en un instante
Y vivirla  de esperanzas  no he logrado.
 
No inventare otro amor  que no  merezca
 En la ausencia   o el final ser recordado.
 Le daré a mi corazón la  rienda suelta
Y  buscar   la razón de ser amado.
 
Dime cuando volverás para esperarte.
Olvidarte  o alejarte en mi pasado.
Dime si algún día  tú me amaste
O fue lumbre  que  otras  aguas apagaron.
Dime… dime cuando volverás, par esperarte.
 
 Hortensia Alcalá García

 

 


miércoles, 25 de enero de 2017

Solo fueron palabras


SOLO FUERON PALABRAS
 
El tiempo no pasa en el amor, ni
el amor se olvida con el tiempo.
El amor es como el fuego que arde
tan deprisa que se hace incontrolable.
 
Recuerdo que te dije al conocernos!!
¿Tu sabes que la distancia es igual al olvido?
-Tu sonreíste y extendiéndome tu mano respondiste-
¡¡Entre tú y yo jamás habrá distancias!!
 
Palabras, solo palabras...y más palabras.
Ya pasado el tiempo acortamos las distancias.
El fuego mas grande, lo llevo el viento
el que perdura es el más pequeño; a menos distancia.
 
Culpamos al tiempo de crear distancias.
Al fuego pequeño de engañar al grande...pero
son solo palabras, palabras, solo palabras.
El viento apaga el fuego pequeño, el arroyo
apagó el grande. “Muere el amor.” Sin más palabras.
 
Nuestras palabras se las llevo el viento.
Los besos de fuego se perdieron por el camino
que acortaba las distancias. El olvido se llevo
nuestro amor...pues solo fueron palabras, solo palabras.
Que olvidaron la distancia.
 
Hortensia Alcalá García

martes, 24 de enero de 2017

Otro invierno que se va



 
Holeo Hortensia
El equipaje
(Otro invierno que se va)
Otro invierno que se va, mientras que pasa la vida.
Mientras el cuerpo envejece  y deja huellas y fatiga.
Llegara la primavera, con sus  flores y alegrías, con sus
Bonitos colores,  esfumando fantasías.
Que  dará paso al verano,  al calor de cada día,  madurando
los frutales , las rosas de los rosales,  las cosechas y vendimias
que emborracharan al mundo,  así tapar las verdades y
 descubrir las mentiras.  Del poderoso de turno, del que nos juega la vida.
“A  los que  sorben del  cuenco  para obtener la comida”. 
Mientras las fuentes se secan, los trigos y los trigales y si nadie lo remedia
nos   llegara el alimento   desde el cielo - desde el aire; hiriendo nuestras cabezas  los deshecho de metales.   
Otro invierno que se va… que se va  como llego,  con  los efectos del tiempo…
Y si esto  no es suficiente aunque  no es de ley matar… lo remataran los vivos  para vengar a los muertos.
Autora: Hortensia Alcalá García
24/1/2017

martes, 17 de enero de 2017

El truhán y la musa de los sueños


Oleos Hortensia
El truhán y la musa de los sueños

 Raimon: Hortensia El truhan y la Musa de los sueños

Raimón

Sobre el manto aún oscuro de las dunas, como olas de arenas quietas y silenciosas, amanece emergiendo suavemente tu imagen como moldeada por el viento, todo tu cuerpo se dibuja en unas sábanas que jamás pensaron en adquirir una forma tan sensual y excitante. La luz que intenta penetrar por los resquicios para posarse sobre la piel de tu rostro, tus brazos y tus hombros; quiere sentirse como un amanecer de cristal brillando en ti, que al mirarte seas como una blanca flor que brota de la niebla, sobre la fina piel del agua mansa del oasis; y con su aliento, interpretar una dulce melodía con la brisa fresca de la mañana, y así, cuando se abran tus ojos, verte amanecer con tus labios de piel de pétalos sonrosados esbozando una dulce sonrisa, y que del juego de tus labios se borden como dátiles maduros de las palmeras tus besos. Qué bonito perderse cada amanecer en imaginarte,  y en mi ansia de llegar a ti para darte los buenos días, y desearte que el sol ilumine con alegría tus pasos al andar, y el sentir en tus dulces labios el calor de una llama contenida. ¡Buenos días del truhán de sueños!

Raimón:

 

Hortensia.

 

Que el azul celeste del sol otoñal, cuando el viento sopla sobre el oasis; trasladando las dunas de tu mirar  te sirva para iluminar la ruta que te guie  hacia  mí, mi amado; truhan.  Buscando  el lugar del jardín, en el que sosegada y radiante como ese rayo de sol, te espera tu adorada musa, para entregarte su amor. A manera de esa blanca flor que emerge de la neblina que nombras!! Fresca como el agua del roció, que al sacudir la rosa nos salpica con sus gotas de plata fina...pura como el diamante. Regalo del  más galante Truhan.  Diamante en agua que la naturaleza creó para alegrar  cuan,  jardín amoroso, tan deseado y compartido por el Hombre.

Estas en mi pensamiento  a cada paso te recuerdo ansioso de tomar mi rostro para llenarlo de besos. El carmín de mis labios pasara a los tuyos como regalo del momento- momento interminable de gozo que robaremos al tiempo, el tiempo...de nuestro tiempo, el que se va por momentos. El que hay que detener, para seguirlos   viviendo.   Sentir nuestros corazones vivos, llenos de deseo. Sentiremos la pasión que brota de nuestros cuerpos. ¡¡Buenos días truhan!! Que el manto  de las dunas  en cada  despertar, abrace nuestros sueños.

 Hortensia Alcalá García

 

sábado, 14 de enero de 2017

Escucha a tu corazón

Escucha a tu corazón

(Narración poética)  
 
Hay  vidas que  se pierden, o   en la inmensidad se alejan.  
Luego ay vidas que se olvidan mientras otras se recuerdan.
 También  vidas que se mueren, que se mueren y nos dejan.
Hay   vidas compartidas  divinas  o  adivinadas.
 Las vidas que enamoran y las hay… enamoradas.
También días que amanece  tras una noche cerrada.
Hay cuerpos que se estremecen  cuando llega la alborada.
Nuevos amores que  surgen o surgieron de la nada…
  -y que conocen tu vida  aunque nunca  lo observaras;
-mirando  las hojas muertas a través de la ventana. 

 En la quietud del tiempo no  se mueren  las palabras,
- si las dices con  amor, ni si así  son  recordadas.
Mas si se van las promesas, las que no salen del alma;
Las que  el   viento de  la tarde  se las lleva  muí lejanas.
Y si el corazón te dice que te despiertes al alba!!
 -Hazle caso al corazón, quizás sea la razón  de   felicidad tardana.

…Y como amar no es pecado… se que sin  pecar  se ama.


Autora: Hortensia Alcalá García



viernes, 13 de enero de 2017

No es cierto que el alma nunca muere.



No es cierto que el   alma nunca muere.  En mi pensamiento;   sé   entender que para cuando  muere el cuerpo, el alma ya va de camino. Las cosas no se terminan por que si, las cosas se acaban solas. Yo no creo en el más allá, ni en que volveremos  aquí!! Ni siquiera en el por venir… ya casi ni en lo que veo…creo.   Y… tampoco  en el presente.  Quizás es que ya no creo en nada;  la gente  caminamos en bandadas como el pájaro- como los animales espantados por cualquier  ruido que  escuchen  al paso del cazador, o el que nos extrémece al repetir el trueno después de la chispa.   En este mundo hay ruidos y ruidos.  Hay muertos que mueren, los hay que  los hacen morir… o les ayudan a ello.  TANTO TIENES TANTO VALES… O AMOR  CON  AMOR SE PAGA.  “LA MATE POR QUE ERA MIA”  “EL QUE MAS PUEDA QUE MAS DE”. COMO TE PILLE TE MATO!!  ETC.
No me aburro,  aunque me tiemblen las manos: me siento en mi pedestal, el único que poseo… con una vieja pluma,  relato lo que mi mente me dicta.  -O del mismo modo, limpio un par de pinceles y remosto  el lienzo que más a mano tengo…  o el folio de cartón duro y el carboncillo. Me da lo mismo hacerlo bien o menos bien… Solo lo hago. …Y ni un miedo a la tijera la aguja o  la maquina.
La vida nos la juega y nos la guarda, y no para de hacerlo, siempre nos pide cuentas…. Y es que es así….la  “Puta la vida”  Sean  felices.

 Hortensia Alcalá García







domingo, 8 de enero de 2017

(LLanto de amor, por un beso en sus manos)


(Llanto de amor, por un beso en sus manos)

Pasados los días de las añoranzas  y de los buenos deseos.  – Toca  la reflexión, ya  se ve el mundo diferente, - mejor dicho se ve como lo que es,  sin disimulos ni  falsos halagos con  los mejores deseos.  La vida y los  transeúntes  y vecinos de esta,  somos  como somos, es  así.

             Hoy un día después de las entrañables fiestas  y a pesar de los -5ºc. Salí a comprar, lo que se compra los sábados; Queso, verduras,  huevos de caserío  que al menos los  ponen las gallinas que están en  el prado. Y comen  y pican y cantan. Están contentas, cuando depositan el huevo en el nidal,  informan al Gallo con un arrullo” de  que ya está  lista…que cumplió con su labor,  y  el Gallo lo canta en  voz alta,  para que todo el  gallinero  sepa que él es el  Rey  del prado, el más machote!!  Mientras la Gallina cabizbaja se aleja cacareando, y con un revoleteo se pone a comer lo que encuentre por  entre la tierra.

            -Pues  como decía, antes Salí  y me tope,  con una mujer conocida, que al igual que cada año, nos felicitamos  las pascuas navideñas…  ¿Qué tal como estáis? –le pregunte…y se quedo pensativa y me respondió… ¡igual que los últimos  4 años!!

Tras una pausa para recuperarme  le di la mano, mientras nos miramos moviendo la cabeza, casi sin saber que decir.  - ¿Solos?- Le pregunte y me respondió que sí; relatándome lo mismo que en otras ocasiones. - El no  me recuerda, no me reconoce…, pero le gusta estar junto ami, le gusta mi calor. Cuando le doy de comer  me sonríe,  ¡¡Me mira con sus ojitos azules….me sonríe!!

            - Mientras ella sigue apretando mi mano, me dice ¡Qué le vamos a hacer!!

            Qué impotencia casi  avergonzada me sentí.  -Ellos  ni sé si están casados,  ya que se les hizo tarde  para  conocerse, pero fueron valientes y felices “Durante poco tiempo eso sí”  Lo que no pensarían fue lo que el destino  traicionero les tenía  reservado. ..”Malditos destinos.” -Pero   seguimos la conversación y me conto  como pasaron  los días “Entrañables…”  los días de amor y de paz…. Los días familiares, Los mágicos días de besos  y solidaridad.  (Los dos  metidos en la cama para no sentirse solos).

            - Ella no soltaba mi mano. - Mientras me conto lo que tenía que contarle a alguien, así en los últimos años. Y me dijo que unos días antes va acarreando y preparando comidas que guardara para esos días, pues   que con más de 80años  ella no puede hacer grandes cosas.  Pero si las hace, ya que  además de comidas le atiende a él, lo cuida y lo mima.  Y para poder estar con el muy juntitos,   se mete en la cama para que no se sienta solo: que no  le gusta  estar solo porque quiere que ella le hable…y le habla…y le cuenta cosas, y le hace reír… y luego  de que se ríen aunque “él solo en su mundo sepa  que fue lo que le hizo gracia…”la atrapa con gestos  y pestañeos… para que no pare de hablarle de contarle cosas. - Le cuenta historias  de cuando se conocieron, de cómo le decía  ella… ¡¡Para quieto que tienes las manos muy largas… mira que ya somos mayores!! Eso le dice ella mientras le besa la mano  que  tiene de su lado de la cama.  Y que el parece entenderla.  Aunque  a nadie más le entienda nada.

            Ella me decía, que cuando le hace reír se emocionan los dos y  tiene que cambiarle el pañal,  diciéndole ¡mira que tengo que cambiarte que te hiciste pis…!! Que huele  como los niños.  Ahora en su pensamiento ella  recuerda cuando cambio pañales con otros olores, aquellos olían a bebe. Este huele a lo que huele. ..Pero hay que cambiarlo  y  limpiarlo, para que él se sienta bien.  Para que ya limpio duerma un sueño, que ella aprovechara para hacerle la cena, una cena que él tomara con su ayuda y una pajita. Y ella que es años mayor que él, la tomara en puré, ya que también a de cuidarse. En algunos momentos,  el se pone serio y  unas lagrimas le resbalan por sus mejillas, mientras extiende la mano para que le de muchos besos….muchos besos!! –muchos, muchos besos.  Así mientras se le pasa el llanto y a    continuación le ofrece un zumo o un caldito, con ayuda de una pajita lo  tomara despacio…  ¡¡Venga despacio mi amor!! Eso le dice ella y se tranquiliza. Se tranquiliza porque ella aun siendo de día, continua  con él en la cama, no dormirá a de cuidarle, así de cerca, esos días que   ella pidió permiso en la Residencia  de Mayores, para  tenerlo cerca y no descuidarlo… para  recuperar el tiempo que no pueden estar juntos… ella sacrifica con mucho gusto sus paseos, sus salidas a la peluquería  o lo que le haga falta, pues  ya no hay tiempo que perder lo que quisieran es parar el tiempo… que no terminen los días ni las noches.  Que nunca es hora de quedarse sola, que quiere  tenerlo para cuidarlo y ella tener  fuerzas para vivir. 

Este es un  relato  de amor y entrega en la última etapa de la vida.

 Autora: Hortensia Alcalá García.

miércoles, 4 de enero de 2017

La vida y la muerte-Niña Mujer y Madre

Niña Mujer y Madre.  1º
Oleo: Hortensia

Un canto a la Madre   universal, al amor y la ternura.
Parirás la paz del hombre en la tierra.  Derechos de la humanidad.
Purifica  las aguas que emborrachan de odio al ser humano.

Bendice los campos que engendran vida y el viento que reparte las semillas.
Semillas de amor. Semillas de   pan, y de la vida.
Hortensia Alcalá Carecía

El último equipaje: 2º- 3º
Preparado el equipaje,  con lo más valioso que posee.  
Oleo: Hortensia
  El hombre  se  encamina   en busca de la felicidad eterna.

Ante el  supremo   pedirá clemencia   al cesar la luz.
El camino es largo, e  irrevocable. 
Cerrara los ojos para  dormir la noche oscura.
La Diosa  desde su trono, decidirá sobre  su propio dominio   maternal.
 Por los siglos de los siglos.
Oleos: Hortensia
Hortensia Alcala García.



martes, 3 de enero de 2017

Anhelos y nostalgias


Anhelos y nostalgias 

Como sueños en la noche tormentosa  me he quedado.
Cabalgando entre raíces sigilosamente en blanco.
Esperando en la nostalgia las vivencias del
presente-los recuerdos del pasado.

Por si a un rincón del alma los vientos los trasladaron.
Por si se abrieron las rosas, de rosales que quedaron.
O si algún duende travieso al olvido los llevó.
Las tinieblas en la noche con rocas se equivocaron.

Para acercar más anhelos de los tiempos olvidados.
Asumiremos distancias y así juntar nuestras manos,
y de mientras retiramos más hojas del calendario,
atizaremos la lumbre para poder calentarnos.

Como sueños en la noche tormentosa me he quedado
sin recuerdos ni distancias ni los anhelos pasados.
Viejos retazos muy viejos, que en la vida nos dejaron.
Cenizas que lleva el viento las raíces...se quemaron.


Hortensia Alcalá García