miércoles, 3 de febrero de 2016

Atormentada

Atormentada
 
Oleos Hortensia
 
A la sombra de tu rincón enmudecí.
Mi luz…  tu noche la cegó dejándola sin sol.
Mi corazón desnudo se quedo  lejos de ti,
y el viento de la tarde   en  rojo apareció.
 
En mi destierro la voz   recobrare
El  azul  del cielo  te vera  llorar, cuando
Dios te llame  tu  le has de decir
que de mis tormentos fuiste  el capitán.
 
Batallas de angustias me hiciste vivir.
Provocando miedo y la soledad.
Maldigo  la tarde en que te conocí.
Que en el otro mundo no encuentres
-la paz. 
Hortensia Alcalá García

 

 

2 comentarios:

Julia L. Pomposo dijo...

Poema cargado de amargura y con un final duro. Cuando el corazón está dolido, el dolor se escapa por todos los poros de la piel.
Abrazos

Hortensia Alcala García dijo...

Así es Julia, a veces el mejor pañuelo es la pluma o el pincel... tragarnos el llanto y hacerlo legible o visible.
Un abrazo.