martes, 19 de julio de 2016

Besos caricias del alma


BESOS CARICIAS DEL ALMA


Si tan bello amanecer, tu crees que puede existir,

con todo mi amor yo iré a reunirme junto a ti.

A modo de mariposa me posare en tu ventana

esperare que amanezca junto al lucero del alba.

Le contare mis secretos al viento de la mañana

y te regalare el perfume de las rosas mas tempranas.

Nuestros suspiros dormidos jugaran cada mañana

bordeando nuestros labios mientras nuestras maños hablan.


Escribiremos los versos, versos que el corazón canta

tonadas de buenos días, tonadas de piel y alma.

Entonando nuestras dichas, tardías con esperanza.

Regaremos el jardín, mientras crecen las guirnaldas

al arrebol volveremos a esperar la noche en calma.

Dibujaremos amores, dibujaremos nostalgias.


Nos contaremos historias, nos contaremos hazañas.

Enlazaremos las manos, mientras los cuerpos descansan.

La llegada de la aurora, luciendo la luz dorada

se apagara con el sol, que da paso a otra mañana, que

juntara nuestros labios para salir de la cama.


El desayuno no espera ¡¡venga moceta levanta!!

Dejame un ratito mas que se me pegan las sabanas.

Me gusta verte salir y entrar así como cada maña

regalándome los besos...besos caria del alma.


Hortensia Alcalá García
 



 















 




















BESOS CARICIAS DEL ALMA




Si tan bello amanecer, tu crees que puede existir,

con todo mi amor yo iré a reunirme junto a ti.

A modo de mariposa me posare en tu ventana

esperare que amanezca junto al lucero del alba.

Le contare mis secretos al viento de la mañana

y te regalare el perfume de las rosas mas tempranas.

Nuestros suspiros dormidos jugaran cada mañana

bordeando nuestros labios mientras nuestras maños hablan.



Escribiremos los versos, versos que el corazón canta

tonadas de buenos días, tonadas de piel y alma.

Entonando nuestras dichas, tardías con esperanza.

Regaremos el jardín, mientras crecen las guirnaldas

al arrebol volveremos a esperar la noche en calma.

Dibujaremos amores, dibujaremos nostalgias.



Nos contaremos historias, nos contaremos hazañas.

Enlazaremos las manos, mientras los cuerpos descansan.

La llegada de la aurora, luciendo la luz dorada

se apagara con el sol, que da paso a otra mañana, que

juntara nuestros labios para salir de la cama.



El desayuno no espera ¡¡venga moceta levanta!!

Dejame un ratito mas que se me pegan las sabanas.

Me gusta verte salir y entrar así como cada maña

regalándome los besos...besos caria del alma.



Hortensia Alcalá García



9/11/2012/