jueves, 8 de noviembre de 2012

NO APAGARE LA LUNA


  
El:
Quisiera saber ese sueño, que una perfumada rosa, dice tener y por si vuelves, y estoy dormido, dejé la Luna encendida en la mesilla, no tropieces con oscuridades en medio, no me despiertes, duerme mi sueño, para despertarlo juntos, con el café caliente. Y si te duermes, apaga antes la Luna, que no tiene importancia en la noche, si tus ojos no la vuelven a mirar, que deja de existir si no se refleja en ellos, y tus ojos son ahora el reflejo de mi sueño. Ocupa tu lado en la cama, dormida, y sabré que has regresado, sin más, sin haberte ido nunca antes de volver, tira de la manta para refrescarme de ti, mientras abrazo tu sueño que te vive adentro. Si vuelves y estoy dormido quédate a mi despertar, no te vayas de mañana, sin un beso de hasta luego, que despierto sin verte cada día que vienes, y no sé si vienes o no, aunque creo que sí, cada mañana encuentro un sueño sobre mi almohada. 


Yo:

NO APAGARE LA LUNA

 El sueño de esta rosa se vasa en adentrarse en ese universo, mezclando organzas con crespones blancos. No apagaré la luna de cristal, ni molestaré, si dejas que esta dé paso a la nueva alborada, para tomar ese café habitual que pondrá en marcha la memoria somnolienta.

Ya con la mente bien despierta, salir a refrigerar los sentidos, embadurnarlos de bellezas naturales. Escuchar el canto de la alondra al clarear el día....y otro día. La música en todo momento ayuda a regenerar los espíritus de aquellos que nacimos tantos “antes “. ROSALES los que ya algo olvidados por los que brotaron mas tarde del ROSAL ya casi...MARCHITO. Brotes que generaron otros brotes, de rosas diminutas sonrientes vivarachas... con necesidad del riego generado por las gotas del roció que guardamos en nuestros cristalinos, ya sobrantes.

Mas tarde entrare en tu aposento, sin despertarte...solo cuando tu despiertes, me regalas ese beso...aunque también sea sobrante. Entrare cada mañana, o en la noche al acostarme. Muy despacio-despacito... que no quiero despertarte.

Hortensia Alcalá García

8/11/2012




No hay comentarios: