martes, 11 de julio de 2017

(Lagrimas de amor por un Beso en sus manos )


(Lagrimas de amor, por un beso en sus manos)

Pasados los días de las añoranzas  y de los buenos deseos.  – Toca  la reflexión, ya  se ve el mundo diferente, - mejor dicho se ve como lo que es,  sin disimulos ni  falsos halagos con  los mejores deseos.  La vida y los  transeúntes  y vecinos de esta,  somos  como somos, es  así.

             Hoy un día después de las entrañables fiestas  y a pesar de los -5ºc. Salí a comprar, lo que se compra los sábados; Queso, verduras,  huevos de caserío  que al menos los  ponen las gallinas que están en  el prado. Y comen  y pican y cantan. Están contentas, cuando depositan el huevo en el nidal,  informan al Gallo con un arrullo” de  que ya está  lista…que cumplió con su labor,  y  el Gallo lo canta en  voz alta,  para que todo el  gallinero  sepa que él es el  Rey  del prado, el más machote!!  Mientras la Gallina cabizbaja se aleja cacareando, y con un revoleteo se pone a comer lo que encuentre por  entre la tierra.

            -Pues  como decía, antes Salí  y me tope,  con una mujer conocida, que al igual que cada año, nos felicitamos  las pascuas navideñas…  ¿Qué tal como estáis? –le pregunte…y se quedo pensativa y me respondió… ¡igual que los últimos  4 años!!

Tras una pausa para recuperarme  le di la mano, mientras nos miramos moviendo la cabeza, casi sin saber que decir.  - ¿Solos?- Le pregunte y me respondió que sí; relatándome lo mismo que en otras ocasiones. - El no  me recuerda, no me reconoce…, pero le gusta estar junto ami, le gusta mi calor. Cuando le doy de comer  me sonríe,  ¡¡Me mira con sus ojitos azules….me sonríe!!

            - Mientras ella sigue apretando mi mano, me dice ¡Qué le vamos a hacer!!

            Qué impotencia casi  avergonzada me sentí.  -Ellos  ni sé si están casados,  ya que se les hizo tarde  para  conocerse, pero fueron valientes y felices “Durante poco tiempo eso sí”  Lo que no pensarían fue lo que el destino  traicionero les tenía  reservado. ..”Malditos destinos.” -Pero   seguimos la conversación y me conto  como pasaron  los días “Entrañables…”  los días de amor y de paz…. Los días familiares, Los mágicos días de besos  y solidaridad.  (Los dos  metidos en la cama para no sentirse solos).

            - Ella no soltaba mi mano. - Mientras me conto lo que tenía que contarle a alguien, así en los últimos años. Y me dijo que unos días antes va acarreando y preparando comidas que guardara para esos días, pues   que con más de 80años  ella no puede hacer grandes cosas.  Pero si las hace, ya que  además de comidas le atiende a él, lo cuida y lo mima.  Y para poder estar con el muy juntitos,   se mete en la cama para que no se sienta solo: que no  le gusta  estar solo porque quiere que ella le hable…y le habla…y le cuenta cosas, y le hace reír… y luego  de que se ríen aunque “él solo en su mundo sepa  que fue lo que le hizo gracia…”la atrapa con gestos  y pestañeos… para que no pare de hablarle de contarle cosas. - Le cuenta historias  de cuando se conocieron, de cómo le decía  ella… ¡¡Para quieto que tienes las manos muy largas… mira que ya somos mayores!! Eso le dice ella mientras le besa la mano  que  tiene de su lado de la cama.  Y que el parece entenderla.  Aunque  a nadie más le entienda nada.

            Ella me decía, que cuando le hace reír se emocionan los dos y  tiene que cambiarle el pañal,  diciéndole ¡mira que tengo que cambiarte que te hiciste pis…!! Que huele  como los niños.  Ahora en su pensamiento ella  recuerda cuando cambio pañales con otros olores, aquellos olían a bebe. Este huele a lo que huele. ..Pero hay que cambiarlo  y  limpiarlo, para que él se sienta bien.  Para que ya limpio duerma un sueño, que ella aprovechara para hacerle la cena, una cena que él tomara con su ayuda y una pajita. Y ella que es años mayor que él, la tomara en puré, ya que también a de cuidarse. En algunos momentos,  el se pone serio y  unas lagrimas le resbalan por sus mejillas, mientras extiende la mano para que le de muchos besos….muchos besos!! –muchos, muchos besos.  Así mientras se le pasa el llanto y a    continuación le ofrece un zumo o un caldito, con ayuda de una pajita lo  tomara despacio…  ¡¡Venga despacio mi amor!! Eso le dice ella y se tranquiliza. Se tranquiliza porque ella aun siendo de día, continua  con él en la cama, no dormirá a de cuidarle, así de cerca, esos días que   ella pidió permiso en la Residencia  de Mayores, para  tenerlo cerca y no descuidarlo… para  recuperar el tiempo que no pueden estar juntos… ella sacrifica con mucho gusto sus paseos, sus salidas a la peluquería  o lo que le haga falta, pues  ya no hay tiempo que perder lo que quisieran es parar el tiempo… que no terminen los días ni las noches.  Que nunca es hora de quedarse sola, que quiere  tenerlo para cuidarlo y ella tener  fuerzas para vivir. 

Este es un  relato  de amor y entrega en la última etapa de la vida.

 Autora: Hortensia Alcalá García.

lunes, 3 de julio de 2017

Escucha Tu corazón




Escucha a tu corazón

(Narración poética)    

Hay  vidas que  se pierden, o   en la inmensidad se alejan.  

Luego ay vidas que se olvidan mientras otras se recuerdan.

 También  vidas que se mueren, que se mueren y nos dejan.

Hay   vidas compartidas  divinas  o  adivinadas.

 Las vidas que enamoran y las hay… enamoradas.

También días que amanece  tras una noche cerrada.

Hay cuerpos que se estremecen  cuando llega la alborada.

Nuevos amores que  surgen o surgieron de la nada…

  -y que conocen tu vida  aunque nunca  lo observaras;

-mirando  las hojas muertas a través de la ventana.  

 En la quietud del tiempo no  se mueren  las palabras,

- si las dices con  amor, ni si así  son  recordadas.

Mas si se van las promesas, las que no salen del alma;

Las que  el   viento de  la tarde  se las lleva  muí lejanas.

Y si el corazón te dice que te despiertes alaba!!

 -Hazle caso al corazón, quizás sea la razón  de   felicidad tardana.

…Y como amar no es pecado… se que sin  pecar  se ama.

 

Autora: Hortensia Alcalá García

4/4/2016