martes, 20 de junio de 2017

Soñarte


Soñarte

Él: Anónimo

 

Soñarte ha sido el caminar de mi noche, tus manos el roce que acariciaban el plumaje de mi pecho, el latir de tu corazón, el que hacía palpitar la piedra dormida que era el mío, y que surcaba el vacío en su caída, con el fin de fundirse tu latir y mi palpitar en un solo gemido. Mis manos buscaron tu piel, se perdieron de gozo en tu cuerpo mis labios te amaron con la vileza de un amante, robándote los sentidos y haciéndote perder la conciencia, mi cuerpo sirvió de cojín para que tu cuerpo buscará su locura, para que tu danza del vientre la quisieras hacer eterna, mientras me robabas hasta el último aliento; que tu cuerpo erguido y sentado en mi trono buscara con tu rostro y tus ojos cerrados el brillar de las estrellas difuminándose por el manto de la aurora. Que bonito verte resplandecer cuando el sol apareciendo viene por el horizonte, enviando como mensajero al amanecer, y dibujando las sombras de tu figura en mi cuerpo y en las sedas que abrigaron nuestra piel, ya amanece mi princesa y aunque no quiera te vas, te desvaneces, espera un segundo mi sueño, solo déjame desearte los buenos días, y allí donde vayas o donde estés que tengas un lindo y hermoso día.

 

 

Un nuevo amanecer

Yo: Hortensia

 

Espero con impaciencia ese bello amanecer. Deseosa de unir el tacto de nuestras manos. Romper la piedra que tu corazón esconde, acariciar el viento mientras miro al horizonte. La niebla vespertina con su velo sedoso y frió, separando el día de la noche nos regala el aliento a nuestro respirar, profundo, como profunda tu mirada ilumina el valle que tras la luz se esconde.

Cenizas sonrosadas cubren la colina en la que se alza la muralla. El dossier del lecho me desvela, con el revoloteo del viento, mientras mis manos buscan tus manos, al igual que tu mirada. Como mi boca tu aliento lo busca desesperada. Que larga se hace la noche, esperando la alborada. Cuando te veré llegar para juntar nuestras almas. Quisiera...yo poder....quisiera...detener la madrugada, para sentir tu calor, al clarear la mañana, para envolverme en tu piel. Para meterme en tu alma, para llenarte de besos y sonrisas plateadas. Para detener las horas y darte los buenos días...por siempre alma con alma.

 

Hortensia Alcalá García

domingo, 11 de junio de 2017

Me desperte soñando



Me desperté soñando;  escuche  mi voz de niña “clamando  Mamá”  y me asuste,  porque aquella  era mi voz!!  Algo extraño en  la garganta me impedía respirar. Sin  abrir  los  ojos vi a mí alrededor; la materia blanca  de embriones transeúntes  flotando en el  vacío.  - Quise  hacer la vista atrás, la memoria me fallo, y no puedo   recordar donde me encontraba yo!!

Sera cierto que ya antes alguien en algún lugar y  con mucha sabiduriencia ,  escribió, que tenemos que estar preparados porque   cuando nos llame la muerte no podremos escapar ni decir que aun no  estás!!  Si no tenemos miedo para no dejarla entrar, nos atrapara en un asalto. Sin  mentira ni verdad.

Desde ese momento pasaremos a  formar parte invisible materia blanca huevos vacios; hueros o aburríos…. Como se dice en mi pueblo, “Los hay que son aburríos” porque los aburrieron” o los mataron a tiros; como a los pájaros. Y por no ser de creencias como todos los demás; el de las llaves del cielo no los dejara pasar.  Y para siempre que es  nunca; o toda la eternidad quedamos en el espacio   como “lelos”  esperando  a  mejor vida como dicen que es el cielo.

 …Y si   la conciencia es pobre o de mala voluntad, donde  flotan los embriones  será donde quedaras; en la nada suspendidos  sin poder mirar atrás;  el que se muere no vuelve  esa es toda la verdad.

Si no preparamos en  buenas condiciones el último equipaje…. Mal  andaremos y nos quedaremos eternamente en suspensión.  Y es que soñar…. No cuesta nada si son buenas experiencias- tan  solo poder dormir sin pedir cuentas a nadie y menos a la conciencia-  esperando despertar con la  mente   descansada al  descargar la conciencia.  
Hortensia Alcalá García


(Reflexiones  poéticas)

miércoles, 7 de junio de 2017

Buscando el milagro del momento

 
Fotos: Hortensia

Buscando el milagro del momento. 


Mi corazón te busca a manera de pavesa, débil y caprichosa. Dejándose llevar por la fuerza del viento huracanado. Que extiende su esperpento poder por el infinito. Buscando el milagro del amor.

Somos Ángeles del viento, que busca  un suspiro para poder respirar. Lo busco en la música, lo busco en el agua… en su color turquesa, lo busco en la luz.       Lo busco en el alma…en el alma llena de… más alma.  De la que nada ni nadie puede tomar.

Esta “serenade” Lanzo al viento, al antojo de encontrarte para poder amarnos… al sonido de las tensas cuerdas, que afinan su silencio…para no perderse en el tiempo…tiempo del momento. De ese momento.

Mi “serenade” queda en el aire, al igual que mi triste lamento, invisible al viento, imperceptible al tiempo.

 Hasta siempre si nos llega el milagro…o el momento.

Autora: Hortensia Alcalá García 



 


lunes, 5 de junio de 2017

Furtivo amor

Furtivo amor

Fue un día de sol, cuando lo encontré.
Mientras caminaba me cruce con él.
Me miro despacio, una y otra vez
No me dijo nada, cuando le mire.

Yo me fui a la playa, para despistarle
Y alejarme de el. Escuche el silencio,
Suspire  tan  hondo  que una  leve risa,
Sutil esboce. ¡¡Mientras él Me sigue!!

Me adentre en la arena sin apartar  mis
Ojos de él. Me descubro, me tumbo ante él.
Que me sigue  mirando temblando en su ser.
Se quita la ropa… yo lo miro a él.

Las olas nos mojan ardiente placer.
Miradas  y juegos  caricias  de piel.
La sal de los labios besos de placer.
Su mano recorre mi cuerpo otra vez.

Mis pechos al viento solo para él.
Que me sigue mirando, me toma
Me moja, me  acaricia… todita la piel.
Susurros que ahoga, de tanto vaivén.

…Ya cesan las olas, el sol  se retira por
entre los montes que  cubren  la piel.
Sentir el latido  tiemblan nuestros cuerpos.
Despertamos juntos al amanecer.

 Autora: Hortensia Alcalá. García
Poema  Erótico.



Cuando la Rosa sigue a la luz



Cuando la rosa sigue a la luz.
Foto: Hortensia 

Nos conocimos en  mayo
 cuando la rosa sigue a la luz.
Tan poderosa con su color.
Tan perfumada me viste tu.

Clamando amor me lo pediste
  dulce  melodía fue para mí
que sin pensarlo  te abrí mi alma
 con gentileza yo te lo di.

Risas  y besos tiernos llegaron.
Con tanto anhelo te recibí, que de alegrías
 vestí mi vida, manos con manos, labios
con besos, preñando amores llenos de dicha
 -Sentí morir- ¡¡yo Sentí morir!!

Otro mayo llego  los gozos
mas letargosos  quedaron;
 la dulce melodía se quedo sin (Sol)
y mi alma triste lloro   por ti.

Delirios y angustias, me apartan de ti.
Tequieros  lejanos que me hacen sufrir.
 Ya no  tengo vida,  ya no soy   feliz.

Amor traicionero  que me incitas al olvido.
 ¿Cómo puedo yo volar sin alas?
  ¿Cómo puedo no soñar contigo?
Cuando el sol en su esplendor cubra 
 el frio de la luna será cuando mi amor por ti
 se habrá  extinguido.


Hortensia Alcalá García