viernes, 29 de mayo de 2015

La cruz de tu traición


LA CRUZ DE TU TRAICIÓN: (tarea 4)

 

Preparo mis enseres  ya que al recibir la llamada telefónica tan urgente me apresuro a salir para llegar a Huelva, a la hora prevista. ¡Sí! Estoy algo acelerada, es que hace tanto tiempo que no estamos juntos… que no se cómo me comportare al verte, ¡¡seguro que así!!

Jon; quiero que sepas que a pesar de tu marcha inesperada sin previo aviso  no puedo  evitar al  oírte de nuevo,  que  mi corazón se acelere. Sin pensarlo más me decidí a viajar y te diré que no estoy molesta contigo, yo te echo mucho de menos, es por ello  que decido emprender este largo viaje.

La vida es así, si juntos forjamos nuestra historia de amor: los destinos  nos dictan  los caminos a seguir. Es entonces cuando encontraremos la felicidad  intentándolo de nuevo. ¡¡Si es esto lo que piensas pedirme!!

Espero que no estés olvidado de mí y al verme no tengas   duda: será en la playa que ya conocemos bien desde nuestros recuerdos. Punta Umbría, en la parte derecha por favor; allí donde pueda aparcar con facilidad y cuidar  mi coche.

Me veras vestida de blanco. El vestido, estilo Ibicenco; como recordaras es mi peculiar y favorita manera de vestir en verano. El cinto complementario será en, trenzado, colores rosa palo y rojo carmín. Sostendré mi pelo con una pañueleta en tres tonos, blanco, rosa y rojo, en cuatro dobleces. ¡Como sabes bien en la zona siempre zurra el viento!

Recuerdo vanamente, cuando en aquella ocasión… seria a poco de nuestro primer encuentro” la cuestión es que después de bañarnos, aprovechando la luz de un precioso atardecer, en tonos boreales, verdosos, cobrizos y violetas. Fue una tarde plana, tranquila, sin ventisca. - Jugueteamos dentro del agua. Tú no me dejabas de la mano en ningún momento y, me abrazabas con ternura. MMMMM…  como lo recuerdo… y se nos hizo tarde.

Después nos fuimos a cenar Pescado y marisco,  tras la cena ligera y nada romántica, sin música, la parte más divertida  la pusimos nosotros, ya que todo el rato reímos y  charlamos sin parar, todo un derroche  de sensaciones y sentires. -Después volvimos a pasear por el mismo sitio.

El fulgor de la luna, enamorada penetra al trémulo albor de la noche. Los cuerpos remostados en la blanca y brillante arena, recibiendo a los astros que se difunden en las agua y adormecen el ama.

Entre susurros  placenteros, dormimos sin notar la brisa fresca. El sonido arrullador  de las gaviotas  nos despertó del sueño mañanero. Al abrir los ojos en medio de la alborada, encontrándome a tu lado mire al infinito y  creí ver el mundo a mis pies. Por unos momentos; creí que  soñando estaba.

¡¡Me dijiste!! Espérame un momento que vuelvo con el desayuno y quiero sorprenderte. …Y, yo  te sonreí me puse en pie,  despacito fui adentrándome en el agua, sobre las olas débiles y silenciosas; por una marea tranquila. Para acentuar la sorpresa, tarde en mirar para ver tu lejanía. -En un momento ya no pude esperar y pensando en tu vuelta con la bandeja repleta del desayuno para los dos. Sentí como la arena y un torbellino de aguas ardiendo me absorbía mientras te vi alejarte abrazado a  otra… sin mirar atrás.
  Mis ojos inundados bajo el agua, apagaron mi luz dormida, como mi corazón ceso para dormir  la vida.
 

No quiero morir de amor.
 Me niego a teñir de rojo mi alegría.
 Si me pinchas una vena…no sangrare.
Si ves que se abre el clavel
de mis labios Córtalo, y deshazte de él.
En el penal de mi vida sumida en llanto esperare
el consuelo de un nuevo día, que con sus noches
consumiré.
Si en mi agonía no puedo verte, todas las rosas deshojare.
A la alborada del nuevo día yo nuevas rosas encontrare.
Como amatista y perlas cultivadas, seré por otro amada.
Mi sangre volverá; sí! volverá a sus ríos.
Galopando con latido fuerte, sintiendo otro latido
deambulando  por un solo cuerpo
 y un amor por otro amor querido.

Hortensia Alcala  Garcia

martes, 26 de mayo de 2015

Despedida al marinero

 Despedida al Marinero ( III)
Oleo: hortensia
(No te vayas esta noche) 

  No  te vayas esta noche  que llega una  tempestad,  no salgas  hoy marinero que no esta buena la mar. 
Me lo dijo una gaviota  que salió un  rato  a volar,  me lo dijo una gaviota que  sabe  mucho del mar.
 Las aguas embravecidas    no te dejaran pasar  y el barco ira a la deriva. No te vayas esta noche que no está en calma la mar.
El marinero valiente hombre fuerte de la mar, fijando en mí su mirada…me sonríe  y… con un beso se va.
Muí temprano de mañana,  entonando mi cantar, vuelvo a espérate en  la playa   a ver tu barca llegar. Esa barca que no llega,  ¿qué habrá pasado en el mar? 

-Me lo dijo una gaviota, me lo dijo en su cantar.

Tristes están  en los fondos  las sirenitas  de allá, ya no te moja el roció  en las noches de san Juan.  Ni  tus ojos se iluminan cuando tú me ves llegar. Tu mano no me acaricia con sabor a frisa  y sal,  llorando estoy  en la orilla Mi desdicha y mi penar.

            - Me lo dijo una Gaviota, que conoce bien el mar.

 No cantan  las caracolas  olvidaron su cantar.   Ni  los caballos marinos  ríen al verte llegar.   Ya no te alumbra la luna  las estrellas  ya no están. Hasta el lucero del alba se ha olvidado de rondar.
 Me lo dijo una gaviota,  me lo dijo en su  cantar,  no te vayas esta noche  que  el cielo  sin luz  esta.
Con el frio mañanero   vengo al puerto de s. Juan, el marinero no llega ¡que habrá podido pasar!  Las horas pasan… yo espero  por si pudiera  llegar.  Le pregunte a un marinero  ....y  no me quiso  contestar.

Que sola llego tu barca.
Sola me la trajo el mar,
 las redes están vacías
que  no pudieron pescar
 arrastradas   por  las olas
 el mar  las hizo  llegar,
 y  yo   me quede en la playa
 llorando mi soledad,
 esperándote  en la orilla
 que me vengas a buscar.  

 Hortensia Alcalá García

28/4/2015

miércoles, 20 de mayo de 2015

Sueño de primavera

Fotos hortensia
 
Sueño de Primavera
 

Ya huele a primavera

 a lirios encendidos

arroyos de aguas claras

fugaces hacia el río.

 

Allá en la vieja encina

la tórtola hace el nido.

Traerá de nuevo vida

Traerá  su canto vivo.

 

Lagunas que a lo lejos

recogen el surtido

que saciaran la sed

de tantos seres vivos.

 

A un lado las cigüeñas,

al otro lado el mirlo.

Lechuzas que en la noche,

vislumbran amoríos.

 

La bella  solitaria con

ojos amarillos

sonríe   a los cortejos

de búhos y mochuelos

que bajo las estrellas,

le lanzan  un suspiro.

 

La alondra mañanera,

de sueño distraído,

da paso a un

nuevo día, radiante

con su trino.

 

Mientras la gata parda

temprano habrá salido,

a saludar al gato que

la observa escondido.

 

Relinchan los caballos,

el perro… algún ladrido.

El verde de los valles

me hace soñar contigo.

…Y mientras la vida pasa

los sueños se han fundido.

 

Hortensia Alcalá García

Risa de payaso


Risa de Payaso

 


Así  fue como la risa  de payaso se fue debilitando.


Cansado, mal pagado, atolondrado y olvidado.


La flor no se deshoja, será del primero que la coja.


Si no se rompe se moja  o se esconde bajo las  hojas.


Payaso… ya no  te mojas…no sueñas, no piensas.


No ríes, no escuchas… no lloras, ya no  respiras…


¡No estás!


Te vas elevando sobre  un manto de nubes  grises y


blanquecinas,  que  cambian de  tono al resplandor


de  tus vestiduras,  alegres  ¡como tu sonrisa.


Falsamente forzada pidiendo el aplauso.

 

Risas de niños para payaso.


Hasta siempre  querido  e


Incomprendido  payaso.


Hortensia Alcalá García

martes, 19 de mayo de 2015

La cosecha del amor



 Oleo: Hortensia
 
LA COSECHA DEL AMOR:
 
 
 (Narración poética)


Que puedo  decir que no haya dicho. Que puedo hacer… que no haya hecho.

Si aventurada salgo a los caminos buscando mi razón y no la encuentro.

Busco mi razón de ser, mi razón de vivir-busco al amado de mi alma. Me desvelo en medio de la noche solitaria  sintiendo el frió de la soledad.  En mi corazón llevo  sellado tu rostro  oculto.  ¿Será que este amor es tan fuerte como la propia muerte?

Dentro del sepulcro celosa de su oscuridad te busco- busco tu alma  dormida  en la noche eterna. Los celos abrasan el  espíritu y te busco perdida en llamaradas. No hay agua que pueda saciar mi sed y apagar el fuego que arde en mis entrañas.

Consulte a mi destino me…me respondió  que por mí sufriendo estaba.

 Cirios encendidos que ni las muchas aguas pueden extinguir, en el sentir de una mujer enamorada. Bebería el agua de esos ríos si el poder de este fuego se acabara.

Te llamo,  ¡me respondes! - Me respondes  oigo tu voz, puedo ver tu rostro acalorado, siento tu mano en mi cara  y  tu olor  a  perfume enamorado.

Tus caricias en mi cuerpo  acalorado me hacen estremecer.

 Ya no hay muros que separen este amor que con tanto sufrimiento hemos forjado.
Caminaremos  de la mano, sembramos la cosecha en primavera. La recogeremos en verano… beberemos el zumo exquisito de la vid.  Derrochando nuestro amor ensalzaremos el himno  que entre ambos hemos forjado.
Ya la casa no notara la ausencia, ni sentirá el dolor  ya… del pasado.

Hortensia Alcalá García

viernes, 15 de mayo de 2015

Buscando el milagro del amor

 
Buscando el milagro del momento.
Oleos  Hortensia
Mí corazón te busca a manera de pavesa  débil y caprichosa,  dejándose llevar por la fuerza del viento huracanado, que extiende su esperpento poder por el infinito… Buscando el milagro del amor.
Somos Ángeles del viento, que busca  un suspiro para poder respirar.
- Lo busco en la música y  en el agua… en su color turquesa, lo busco en la luz –tambien  en el alma… llena de  de más alma;  de la que nada ni nadie puede tomar.
Esta “serenade” Lanzo al viento al antojo de encontrarte para poder amarnos… al sonido de las tensas cuerdas  que afinan su silencio…para no perderse en el tiempo…tiempo del momento. -De ese momento.
Mi “serenade” queda en el aire  al igual que mi triste lamento, invisible al viento, imperceptible al tiempo.
Hasta siempre si nos llega el milagro del momento.
Hortensia Alcalá García
 
 

jueves, 14 de mayo de 2015

Despertar la piedra


Despertar la piedra

 

Déjame amarte amor al llanto de la guitarra,

déjame ver tu mirada de luz deslumbrando

la mañana, al espejo  azul  como la fuente clara.

Déjame  llenar el cántaro con la frescura del agua.

 

Ayúdame a drenar la piedra rocosa como tu alma,

 no permitas que este amor  termine de madrugada-

como termina la noche, dando paso a la mañana,

como fugan las estrellas con el lucero del alba.

 

Mientras cantan las alondras, posadas en la ventana.

mientras despiertas del sueño  de una noche que se acaba,

como se acaban los años, como  el tiempo  pasa y calla.

 

Déjame llorar contigo al llanto de la  guitarra, escuchar

como susurran  las aguas van   desbordadas.

Mientras despiertas la piedra desde dentro de tu alma.

 

Hortensia Alcalá García

 

viernes, 8 de mayo de 2015

Despedida al marinero

 Oleos hortensia
Despedida al Marinero

El  cantar  del adiós (III)

  No  te vayas esta noche  que llega una  tempestad,  no salgas  hoy marinero que no esta buena la mar. 

            _Me lo dijo una gaviota  que salió un  rato  a volar,  me lo dijo una gaviota que  sabe  mucho del mar.

 Las aguas embravecidas    no te dejaran pasar  y el barco ira a la deriva. No te vayas esta noche que no está en calma la mar.

El marinero valiente hombre fuerte de la mar, fijando en mí su mirada…me sonríe  y… con un beso se va.

Muí temprano de mañana,  entonando mi cantar,  vuelvo a espérate en  la playa   a ver tu barca llegar. - Esa barca que no llega,  ¿qué habrá pasado en el mar? 

            -Me lo dijo una gaviota, me lo dijo en su cantar.

Tristes están  en los fondos  las sirenitas  de allá, ya no te moja el roció  en las noches de san Juan.  Ni  tus ojos se iluminan cuando tú me ves llegar. Tu mano no me acaricia con sabor a frisa  y sal,  llorando estoy  en la orilla Mi desdicha y mi penar.

            - Me lo dijo una Gaviota, que conoce bien el mar.

 No cantan  las caracolas  olvidaron su cantar.   Ni  los caballos marinos  ríen al verte llegar.   Ya no te alumbra la luna  las estrellas  ya no están, hasta el lucero del alba se ha olvidado de rondar.

 Me lo dijo una gaviota,  me lo dijo en su  cantar,  no te vayas esta noche  que  el cielo  sin luz  esta.

Con el frio mañanero   vengo al puerto de s. Juan, el marinero no llega ¡que habrá podido pasar!  Las horas pasan… yo espero  por si pudiera  llegar.  Le pregunte a una gaviota…  no me pudo contestar.

Que sola llego tu barca.

Sola me la trajo el mar,

 las redes están vacías

pues no pudieron pescar

 enredadas por  las olas

 el mar  las hizo  llegar,

 y  yo   me quede en la playa

 llorando mi soledad,

 esperándote  en la orilla

 que me vengas a buscar. 
 

 Hortensia Alcalá García 

28/4/2015

sábado, 2 de mayo de 2015

Un canto a la Madre Universal


Niña Mujer y Madre. 


Un canto a la Madre   universal, al amor y la ternura.

Parirás la paz del hombre en la tierra. Derechos de la humanidad.

Purifica las aguas que emborrachan de odio al ser humano.

Bendice los campos que engendran vida y el viento que reparte las semillas.
Semillas de amor. Semillas del  pan, y de la vida.

Hortensia Alcala Carcía.
 

 


LA VIDA ETERNA. 2º

  Al  grito enmudecido  del dolor, producido  por la lanza que traspasa  las entrañas.   La  Madre tierra extenderá    su manto blanco  sobre  el  mundo,   ensangrentado  por  el  odio  el  poder  y la codicia.

Mientras  la vida eterna  descansa: El viento     expandirá  las semillas   y las entrañas   parirán de nuevo.

 De  la madre tierra  Renacerá  el mundo  y  se hará la luz   cada día.  Al igual que la noche oscura nos sorprenderá.

Helios,  nos  prestara  su luz. Que  la  repartirá  al  igual que    las sombras por los siglos de los siglos.  

Hortensia Alcala Garcia
Oleos Hortensia Alcalá García
 
   El ultimo equipaje. 3º

 

Preparado el equipaje,  con lo más valioso que posee. El hombre  se encamina   en busca de la felicidad eterna. Ante el sumarísimo, pedirá clemencia absoluta  al cesar la luz.

El camino es largo: -Antes de  dar el último paso  se detiene  y piensa…!!  En su descuido   de hombre fuerte, se deja llevar por la debilidad. -No puede con el peso del pecado  y la desobediencia  le  pesa .

Camino a la oscuridad:- En  el azul  dibuja  a la Mujer, Diosa de la vida, del amor  y de las sombras.  Legándole todos sus bienes.

Ante el supremo  pedirá clemencia  para dormir la noche oscura.

La  Mujer   desde su trono  decidirá sobre  su propio dominio   maternal.

 La vida comenzara  cada día   a la luz…y  cada noche  en  el sueño. ¡Reinara!  Por los siglos de los siglos.

Hortensia alcala García
 
FELIZ DIA DE LA MADRE UNIVERSAL