miércoles, 26 de julio de 2017

Besos hasta el cielo




"El Móvil mágico".


(Besos hasta el cielo)



Mama; soy Tomi, te llamo desde la calle de la cuesta. No hay niños para jugar porque se fueron a las piscinas y otros a la playa, ¡¡como son vacaciones!!

Hoy hace mucho calor. Yo estoy sentado en una sombra. No te preocupes por mi, que los abuelos me cuidan bien!! Quiero decirte que este móvil con el que te llamo me lo ha hecho el tío Tomas, es bonito y pesa poco porque lo ha echo con botes de yogur.

-Él hace muchas cosas, tiene mucho tiempo ya sabes que como nunca se caso no tiene niños, es por eso que yo no tengo primos. Me gustaría tenerlos -¿Quien me puede buscar primos- se podrían buscar con este móvil mágico?


Mama quiero pedirte un favor; si ves a Papa podrías decirle que me llame “ya se que siempre esta ocupado con tantos amigo que encontró allí; eso lo se, que la abuela me lo dijo cuando me dijo que no tengo que llorar porque no veo a Papa, pero tu dile que solo un ratino que se dice en Portaje..., ¡¡Pues solo un ratino como el que estas tu conmigo por las noches para que me duerma. Ya sabes me dices que bostece tres veces y luego te vas y yo me duermo!! Y es que ya no me acuerdo bien de como es su voz ni su cara; dile que no le preguntare mucho, solo le escuchare.

- Ah!! Lo que si recuerdo es del color de su coche: ¿también esta el coche rojo con Papa...? -Ahora no puedo esperar, me llama la abuela para cenar, pero te prometo que mañana te llamo otra vez, alomejor tengo suerte y pudiste darle el recado a Papa.


Hola Mama, ya estoy aquí- porque aunque no lo parezca ya es mañana.

-Tengo que decirte que hoy las gallinas en el corral se alborotaron mas pronto que otros días. ¡Por cierto, la que te conté un día que tiene plumas de color rosa en la pechuga, es la mas pequeñita; es que claro tu no las ves!! ¿O quizás si? Alguna ventana tendrás, pues se que ami me puedes ver y me puedes oír... todas las noches, porque eres mi mama.

-Oh.....!!! Que cabeza la miá, que no te dije por qué se alborotaron las gallinas, incluida la de plumas de color rosa. Pues no te lo vas a creer, llegaron extraterrestres.

!!Si es cierto los vimos los abuelos y yo!! Fue por la lluvia de estrellas, la noche estaba oscura, y las estrellas se cayeron: casi todas al pantano. Mama alomejos ya no podemos beber el agua del pantano!! Ya te lo contare cuando las vecinas lo digan en la calle cuando bajan a comprar el pan.

Por las tardes no se puede salir, hay mas grados que los que caben en el termómetro; no sé si se dice así, termómetro o barómetro, esque se lo oí decir a la tía Julia, que lo sabe casi todo.

-¡¡Hola Mami!! hoy ya es viernes, no se si el fin de semana podremos hablar, alomejor tu tienes que descansar y necesitas mi tiempo.... de ser así, hablaremos el lunes así le paso el móvil al tío Tomas, que al ser de plástico esta algo abollado y no va bien estos días, suena algo ronco.

Tengo que contarte muchas cosas para que se las digas a Papa, dile que también tengo salamandras. Ya os lo contare cuando tenga bien el móvil, ¡¡como me dice el tío Tomas cuando le pregunto mucho!! ( hay que darle tiempo al tiempo).


(Cuento) Autora: Hortensia Alcala García.





In-edito: 6/9/2016



Todos los derechos reservados. En “SafeCreative”


















Bueno a veces los niños utilizan su lenguaje para recordarnos algo así. Autentico!!

martes, 11 de julio de 2017

(Lagrimas de amor por un Beso en sus manos )


(Lagrimas de amor, por un beso en sus manos)

Pasados los días de las añoranzas  y de los buenos deseos.  – Toca  la reflexión, ya  se ve el mundo diferente, - mejor dicho se ve como lo que es,  sin disimulos ni  falsos halagos con  los mejores deseos.  La vida y los  transeúntes  y vecinos de esta,  somos  como somos, es  así.

             Hoy un día después de las entrañables fiestas  y a pesar de los -5ºc. Salí a comprar, lo que se compra los sábados; Queso, verduras,  huevos de caserío  que al menos los  ponen las gallinas que están en  el prado. Y comen  y pican y cantan. Están contentas, cuando depositan el huevo en el nidal,  informan al Gallo con un arrullo” de  que ya está  lista…que cumplió con su labor,  y  el Gallo lo canta en  voz alta,  para que todo el  gallinero  sepa que él es el  Rey  del prado, el más machote!!  Mientras la Gallina cabizbaja se aleja cacareando, y con un revoleteo se pone a comer lo que encuentre por  entre la tierra.

            -Pues  como decía, antes Salí  y me tope,  con una mujer conocida, que al igual que cada año, nos felicitamos  las pascuas navideñas…  ¿Qué tal como estáis? –le pregunte…y se quedo pensativa y me respondió… ¡igual que los últimos  4 años!!

Tras una pausa para recuperarme  le di la mano, mientras nos miramos moviendo la cabeza, casi sin saber que decir.  - ¿Solos?- Le pregunte y me respondió que sí; relatándome lo mismo que en otras ocasiones. - El no  me recuerda, no me reconoce…, pero le gusta estar junto ami, le gusta mi calor. Cuando le doy de comer  me sonríe,  ¡¡Me mira con sus ojitos azules….me sonríe!!

            - Mientras ella sigue apretando mi mano, me dice ¡Qué le vamos a hacer!!

            Qué impotencia casi  avergonzada me sentí.  -Ellos  ni sé si están casados,  ya que se les hizo tarde  para  conocerse, pero fueron valientes y felices “Durante poco tiempo eso sí”  Lo que no pensarían fue lo que el destino  traicionero les tenía  reservado. ..”Malditos destinos.” -Pero   seguimos la conversación y me conto  como pasaron  los días “Entrañables…”  los días de amor y de paz…. Los días familiares, Los mágicos días de besos  y solidaridad.  (Los dos  metidos en la cama para no sentirse solos).

            - Ella no soltaba mi mano. - Mientras me conto lo que tenía que contarle a alguien, así en los últimos años. Y me dijo que unos días antes va acarreando y preparando comidas que guardara para esos días, pues   que con más de 80años  ella no puede hacer grandes cosas.  Pero si las hace, ya que  además de comidas le atiende a él, lo cuida y lo mima.  Y para poder estar con el muy juntitos,   se mete en la cama para que no se sienta solo: que no  le gusta  estar solo porque quiere que ella le hable…y le habla…y le cuenta cosas, y le hace reír… y luego  de que se ríen aunque “él solo en su mundo sepa  que fue lo que le hizo gracia…”la atrapa con gestos  y pestañeos… para que no pare de hablarle de contarle cosas. - Le cuenta historias  de cuando se conocieron, de cómo le decía  ella… ¡¡Para quieto que tienes las manos muy largas… mira que ya somos mayores!! Eso le dice ella mientras le besa la mano  que  tiene de su lado de la cama.  Y que el parece entenderla.  Aunque  a nadie más le entienda nada.

            Ella me decía, que cuando le hace reír se emocionan los dos y  tiene que cambiarle el pañal,  diciéndole ¡mira que tengo que cambiarte que te hiciste pis…!! Que huele  como los niños.  Ahora en su pensamiento ella  recuerda cuando cambio pañales con otros olores, aquellos olían a bebe. Este huele a lo que huele. ..Pero hay que cambiarlo  y  limpiarlo, para que él se sienta bien.  Para que ya limpio duerma un sueño, que ella aprovechara para hacerle la cena, una cena que él tomara con su ayuda y una pajita. Y ella que es años mayor que él, la tomara en puré, ya que también a de cuidarse. En algunos momentos,  el se pone serio y  unas lagrimas le resbalan por sus mejillas, mientras extiende la mano para que le de muchos besos….muchos besos!! –muchos, muchos besos.  Así mientras se le pasa el llanto y a    continuación le ofrece un zumo o un caldito, con ayuda de una pajita lo  tomara despacio…  ¡¡Venga despacio mi amor!! Eso le dice ella y se tranquiliza. Se tranquiliza porque ella aun siendo de día, continua  con él en la cama, no dormirá a de cuidarle, así de cerca, esos días que   ella pidió permiso en la Residencia  de Mayores, para  tenerlo cerca y no descuidarlo… para  recuperar el tiempo que no pueden estar juntos… ella sacrifica con mucho gusto sus paseos, sus salidas a la peluquería  o lo que le haga falta, pues  ya no hay tiempo que perder lo que quisieran es parar el tiempo… que no terminen los días ni las noches.  Que nunca es hora de quedarse sola, que quiere  tenerlo para cuidarlo y ella tener  fuerzas para vivir. 

Este es un  relato  de amor y entrega en la última etapa de la vida.

 Autora: Hortensia Alcalá García.

lunes, 3 de julio de 2017

Escucha Tu corazón




Escucha a tu corazón

(Narración poética)    

Hay  vidas que  se pierden, o   en la inmensidad se alejan.  

Luego ay vidas que se olvidan mientras otras se recuerdan.

 También  vidas que se mueren, que se mueren y nos dejan.

Hay   vidas compartidas  divinas  o  adivinadas.

 Las vidas que enamoran y las hay… enamoradas.

También días que amanece  tras una noche cerrada.

Hay cuerpos que se estremecen  cuando llega la alborada.

Nuevos amores que  surgen o surgieron de la nada…

  -y que conocen tu vida  aunque nunca  lo observaras;

-mirando  las hojas muertas a través de la ventana.  

 En la quietud del tiempo no  se mueren  las palabras,

- si las dices con  amor, ni si así  son  recordadas.

Mas si se van las promesas, las que no salen del alma;

Las que  el   viento de  la tarde  se las lleva  muí lejanas.

Y si el corazón te dice que te despiertes alaba!!

 -Hazle caso al corazón, quizás sea la razón  de   felicidad tardana.

…Y como amar no es pecado… se que sin  pecar  se ama.

 

Autora: Hortensia Alcalá García

4/4/2016

miércoles, 28 de junio de 2017

Donde el silencio calla


(Donde el silencio callar)

 

 Te espero   donde calla el gorrión para escuchar el aire.

Donde la luz se funde con la oscuridad.

 Donde los amantes en silencio sienten sus miradas,

 y la flor  se  cierra   cuando tú no estás.

 

 Te espero allá donde  las aguas se enamoran

Donde el  remanso  ofrece   libertad.

Pincel de buenas manos  que en primavera-

dibujan la palabra y la verdad.

 

Si vuelves,  sin que te tiemblen  las manos

O la mirada fijes en el más allá,  piensa

que  esperar se me hizo largo, que 

 se cegó el camino   al caminar.

 

Te espero donde callan los sentidos,

 Donde el silencio no puede callar.

El pincel  se endurece con el tiempo

El color   se oscureció  por qué no estás.

 Hortensia Alcalá García

 

martes, 20 de junio de 2017

Soñarte


Soñarte

Él: Anónimo

 

Soñarte ha sido el caminar de mi noche, tus manos el roce que acariciaban el plumaje de mi pecho, el latir de tu corazón, el que hacía palpitar la piedra dormida que era el mío, y que surcaba el vacío en su caída, con el fin de fundirse tu latir y mi palpitar en un solo gemido. Mis manos buscaron tu piel, se perdieron de gozo en tu cuerpo mis labios te amaron con la vileza de un amante, robándote los sentidos y haciéndote perder la conciencia, mi cuerpo sirvió de cojín para que tu cuerpo buscará su locura, para que tu danza del vientre la quisieras hacer eterna, mientras me robabas hasta el último aliento; que tu cuerpo erguido y sentado en mi trono buscara con tu rostro y tus ojos cerrados el brillar de las estrellas difuminándose por el manto de la aurora. Que bonito verte resplandecer cuando el sol apareciendo viene por el horizonte, enviando como mensajero al amanecer, y dibujando las sombras de tu figura en mi cuerpo y en las sedas que abrigaron nuestra piel, ya amanece mi princesa y aunque no quiera te vas, te desvaneces, espera un segundo mi sueño, solo déjame desearte los buenos días, y allí donde vayas o donde estés que tengas un lindo y hermoso día.

 

 

Un nuevo amanecer

Yo: Hortensia

 

Espero con impaciencia ese bello amanecer. Deseosa de unir el tacto de nuestras manos. Romper la piedra que tu corazón esconde, acariciar el viento mientras miro al horizonte. La niebla vespertina con su velo sedoso y frió, separando el día de la noche nos regala el aliento a nuestro respirar, profundo, como profunda tu mirada ilumina el valle que tras la luz se esconde.

Cenizas sonrosadas cubren la colina en la que se alza la muralla. El dossier del lecho me desvela, con el revoloteo del viento, mientras mis manos buscan tus manos, al igual que tu mirada. Como mi boca tu aliento lo busca desesperada. Que larga se hace la noche, esperando la alborada. Cuando te veré llegar para juntar nuestras almas. Quisiera...yo poder....quisiera...detener la madrugada, para sentir tu calor, al clarear la mañana, para envolverme en tu piel. Para meterme en tu alma, para llenarte de besos y sonrisas plateadas. Para detener las horas y darte los buenos días...por siempre alma con alma.

 

Hortensia Alcalá García

domingo, 11 de junio de 2017

Me desperte soñando



Me desperté soñando;  escuche  mi voz de niña “clamando  Mamá”  y me asuste,  porque aquella  era mi voz!!  Algo extraño en  la garganta me impedía respirar. Sin  abrir  los  ojos vi a mí alrededor; la materia blanca  de embriones transeúntes  flotando en el  vacío.  - Quise  hacer la vista atrás, la memoria me fallo, y no puedo   recordar donde me encontraba yo!!

Sera cierto que ya antes alguien en algún lugar y  con mucha sabiduriencia ,  escribió, que tenemos que estar preparados porque   cuando nos llame la muerte no podremos escapar ni decir que aun no  estás!!  Si no tenemos miedo para no dejarla entrar, nos atrapara en un asalto. Sin  mentira ni verdad.

Desde ese momento pasaremos a  formar parte invisible materia blanca huevos vacios; hueros o aburríos…. Como se dice en mi pueblo, “Los hay que son aburríos” porque los aburrieron” o los mataron a tiros; como a los pájaros. Y por no ser de creencias como todos los demás; el de las llaves del cielo no los dejara pasar.  Y para siempre que es  nunca; o toda la eternidad quedamos en el espacio   como “lelos”  esperando  a  mejor vida como dicen que es el cielo.

 …Y si   la conciencia es pobre o de mala voluntad, donde  flotan los embriones  será donde quedaras; en la nada suspendidos  sin poder mirar atrás;  el que se muere no vuelve  esa es toda la verdad.

Si no preparamos en  buenas condiciones el último equipaje…. Mal  andaremos y nos quedaremos eternamente en suspensión.  Y es que soñar…. No cuesta nada si son buenas experiencias- tan  solo poder dormir sin pedir cuentas a nadie y menos a la conciencia-  esperando despertar con la  mente   descansada al  descargar la conciencia.  
Hortensia Alcalá García


(Reflexiones  poéticas)

miércoles, 7 de junio de 2017

Buscando el milagro del momento

 
Fotos: Hortensia

Buscando el milagro del momento. 


Mi corazón te busca a manera de pavesa, débil y caprichosa. Dejándose llevar por la fuerza del viento huracanado. Que extiende su esperpento poder por el infinito. Buscando el milagro del amor.

Somos Ángeles del viento, que busca  un suspiro para poder respirar. Lo busco en la música, lo busco en el agua… en su color turquesa, lo busco en la luz.       Lo busco en el alma…en el alma llena de… más alma.  De la que nada ni nadie puede tomar.

Esta “serenade” Lanzo al viento, al antojo de encontrarte para poder amarnos… al sonido de las tensas cuerdas, que afinan su silencio…para no perderse en el tiempo…tiempo del momento. De ese momento.

Mi “serenade” queda en el aire, al igual que mi triste lamento, invisible al viento, imperceptible al tiempo.

 Hasta siempre si nos llega el milagro…o el momento.

Autora: Hortensia Alcalá García 



 


lunes, 5 de junio de 2017

Furtivo amor

Furtivo amor

Fue un día de sol, cuando lo encontré.
Mientras caminaba me cruce con él.
Me miro despacio, una y otra vez
No me dijo nada, cuando le mire.

Yo me fui a la playa, para despistarle
Y alejarme de el. Escuche el silencio,
Suspire  tan  hondo  que una  leve risa,
Sutil esboce. ¡¡Mientras él Me sigue!!

Me adentre en la arena sin apartar  mis
Ojos de él. Me descubro, me tumbo ante él.
Que me sigue  mirando temblando en su ser.
Se quita la ropa… yo lo miro a él.

Las olas nos mojan ardiente placer.
Miradas  y juegos  caricias  de piel.
La sal de los labios besos de placer.
Su mano recorre mi cuerpo otra vez.

Mis pechos al viento solo para él.
Que me sigue mirando, me toma
Me moja, me  acaricia… todita la piel.
Susurros que ahoga, de tanto vaivén.

…Ya cesan las olas, el sol  se retira por
entre los montes que  cubren  la piel.
Sentir el latido  tiemblan nuestros cuerpos.
Despertamos juntos al amanecer.

 Autora: Hortensia Alcalá. García
Poema  Erótico.



Cuando la Rosa sigue a la luz



Cuando la rosa sigue a la luz.
Foto: Hortensia 

Nos conocimos en  mayo
 cuando la rosa sigue a la luz.
Tan poderosa con su color.
Tan perfumada me viste tu.

Clamando amor me lo pediste
  dulce  melodía fue para mí
que sin pensarlo  te abrí mi alma
 con gentileza yo te lo di.

Risas  y besos tiernos llegaron.
Con tanto anhelo te recibí, que de alegrías
 vestí mi vida, manos con manos, labios
con besos, preñando amores llenos de dicha
 -Sentí morir- ¡¡yo Sentí morir!!

Otro mayo llego  los gozos
mas letargosos  quedaron;
 la dulce melodía se quedo sin (Sol)
y mi alma triste lloro   por ti.

Delirios y angustias, me apartan de ti.
Tequieros  lejanos que me hacen sufrir.
 Ya no  tengo vida,  ya no soy   feliz.

Amor traicionero  que me incitas al olvido.
 ¿Cómo puedo yo volar sin alas?
  ¿Cómo puedo no soñar contigo?
Cuando el sol en su esplendor cubra 
 el frio de la luna será cuando mi amor por ti
 se habrá  extinguido.


Hortensia Alcalá García 

jueves, 25 de mayo de 2017

Reflexión: 20 Versos en la desesperación

Versos en la desesperación


Reflexión: 20 Versos en la desesperación.



Hoy amaneció el día muí temprano.

El pájaro cantor se equivoco.

Las piedras de la calle no llegaron a tiempo

y en un profundo bache, mi ilusión se cegó.


Quisiera en la penumbra dormitar mis penas;

borrando de mi mente todo aquel dolor.

Volver a ver el valle mojado del roció y

los llanto de mis ojos secarlos al calor.


Ya no le quiero dijo aquel poeta...

al igual que dijo ¡¡O puede ser que si!!

En la noche del alma la llama fulminante

arrasa con sus fuerzas la razón que poseí.


Promesas incumplidas retumban en mi mente

aquellas que se hacen cuando todo es amor.

Las dunas del desierto las traslada la brisa

que sacuden los vientos y te dejan dolor.


Quizás ya no le quiero... ¡pero le quise si!

Derroche mi esperanza viviendo de ilusión

y deshice mi vida ...procurando vivirla

.Y en un profundo bache mi ilusión se cegó.



Autora: Hortensia Alcala Garcia



25/5/2017


domingo, 14 de mayo de 2017

Unos años han pasado


 (Habanera)

Poesía: Hortensia

Unos    años  han  pasado,

 vuelvo al puerto de San Juan,

 a esperar  al marinero  

  que regrese de la  mar.

 

 Marinero –marinero

 yo te vuelvo a saludar,

 he de hacerte más preguntas

 ¡¡Si me puedes contestar!! 

 

Dime si te moja el agua,

  recordando tu soñar.

 Si la brisa de la noche…

 te deja sabor a sal.

 

Si le cuentas  las historias

 a las gaviotas del mar,

 o revelas los secretos

  de  amores al capitán.

RECITADO

 ¿Me recordaste en tu barca  cuando te fuiste a pescar?

¡¡Oh  los vientos de poniente  no te dejan  recordar!!

 ¿Tienen  celo  de la luna   las sirenitas del mar?

  ¿….Le revelaste el secreto  o lo pudiste guardar? 

…Y en la  noche silenciosa me pudiste tu escuchar

   cuando te llamo en los sueños  y tu –tú… altanero te vas?

 

CANTO

Marinero- Marinero…

 de noche estrellada y  sal,

 rema  despacio  esta noche 

 que me puedas recordar.

La  barca de los deseos,

 vuelve de nuevo a pescar, 

 llevándose al marinero

  aquel que vive  en  el    mar. 

RECITADO:

 Yo quisiera ser  gaviota para  volar sobre  el mar

 asi   tenerte  muy  cerca  y,  me vengas  a buscar.

 

Hortensia Alcala García

martes, 9 de mayo de 2017

Despertar la piedra



Despertar la piedra

 

Déjame amarte amor al llanto de la guitarra,

déjame ver tu mirada de luz deslumbrando

la mañana, al espejo  azul  como la fuente clara,

déjame  llenar el cántaro con la frescura del agua.

 

Ayúdame a drenar la piedra rocosa como tu alma,

 no permitas que este amor  termine de madrugada,

como termina la noche  dando paso a la mañana,

como fugan las estrellas con el lucero del alba.

 

Mientras cantan las alondras, posándose en la ventana.

Mientras despiertas del sueño, de una noche que se acaba,

como se acaban los años, como  el tiempo  pasa y calla.

 

Déjame llorar contigo al  llanto de la  guitarra.

Como a lo lejos susurran  las aguas ya desbordadas.

Mientras despiertas la piedra desde dentro de tu alma.

 

Hortensia Alcalá García

jueves, 4 de mayo de 2017

Se quebro el amor por la rutina

Fotos: Hortensia 

 Se quebró el amor por la rutina.


Se quebró el amor  de tanta rutina.
Se apago la llama  que el  fuego  encendía. 
Se  seco la flor  que al jardín distraía, el
que hacía  a la luz brillar   en la noche fría.

 En mis desvaríos tan feliz me hacías;
 que llegue a  creer que el amor existía.
...Y llego la noche de sabanas frías.
 Se lleno de luces mi mente aturdida.

 Clamando tu nombre...y tú no me oías. 
Di fuego a mi mundo, el que tú me hacías…
Ver desde  mi  trono  lo que no existía.
...Y llego  otra noche,  después de otro día.

El fuego arraso todo lo que había.
Tu, imagen  en llamas negras y amarillas,
 Estruje mi mente,   de fuego encendida.
 Mi  llanto    en la noche  con lágrimas vivas.
 Me volvió a mi mundo  desde la otra vida.

Hortensia Alcalá García.

martes, 2 de mayo de 2017

Como duele el silencio


fotos: Hortensia
Como duele el silencio


Como duele el silencio en la lejanía;  como duele.

Como duelen las noches  de tu destierro; como duelen.

duelen esperando en  penumbra  que llegue el día,

que nos  traiga otra noche con su silencio.


Dulces fueron los besos que me robarte,

el tacto de tu piel junto a la mía... quedaron en  mi cuerpo

como el diamante;  socando  mas y mas en mis heridas.

Solo con tu recuerdo aspiro el aire, que pueda respirar  mi  triste vida.


Como duende flotante que pierde el rumbo, correteo los

vientos enloquecida.

celosa de las sombras que el sol esconde

mientras grito tu nombre  por las esquinas.


Las palabras se fueron con la noche, para retornarlas  con el día.

En mi desatino  te nombro por si acercar pudiera yo-pudiera.

Acercar más ami,  la lejanía,

rompiendo el silencio de la noche  y unir para  los dos,

la noche con el día.


Hortensia Alcalá García




lunes, 1 de mayo de 2017

“El llanto del violín”

“El llanto del violín”
Fotos: Hortensia
 

Te conocí mientras  aguzando las cuerdas del violín  me

encontraba.

Me  ofreciste ayuda, que yo acepte sin demora.

Por  gratitud te di mi mano y  comenzamos

 a bailar;  mientras que tu fijamente me mirabas.
 

¿Qué viste en mi; yo pregunto?  Si al momento

  el tacto de tu mano me quemaba. 

 Mientras

el vals nos hacia recorrer sobre el brillante suelo

del salón, que rosas y guirnaldas adornaban.
 

La escalinata azul de cielo   recorrimos, bajo una luna,

 nueva plateada.
 

La brisa de la noche adormecida, nos 

 une nuestros cuerpos con el alma.
 

 Al despertar; el alba desvanece nuestro sueño-

 Y las cuerdas del violín en llanto se desatan.
 

 La sombra  de tu imagen  en mis ojos,

 la luz del sol  bajo su sombra poco a poco la apagaba.
 

Contigo  te llevaste mi sonrisa;

Contigo mis caricias y mi alma.
 

Hortensia Alcalá García